Logo Manises departamento de salud
Preguntas Frecuentes
RSC
Contacta con el Hospital

Habla con nosotros

¿Quieres que el Hospital sea tu centro?

Cirugía de escoliosis en adultos: una intervención mínimamente invasiva

Cirugía de escoliosis en adultos

 

La escoliosis, una curvatura anormal de la columna vertebral, no solo afecta a adolescentes en pleno crecimiento, sino que también puede presentarse en adultos, ya sea como una condición que persiste desde la infancia o que se desarrolla más adelante en la vida.

Cuando la escoliosis en adultos alcanza un punto en el que interfiere significativamente con la calidad de vida y las funciones diarias, la cirugía se convierte en una opción crucial. En este contexto, la cirugía de escoliosis en adultos ha evolucionado, y las técnicas mínimamente invasivas han emergido como una alternativa a los enfoques más tradicionales.

unidad de raquis

Escoliosis lumbar: tratamiento

El tratamiento de la escoliosis viene determinado por varios factores, entre los que se encuentran la magnitud de la curva, la localización y la madurez esquelética del paciente. 

El Dr. Jiménez Navarro, cirujano especialista de la Unidad de Raquis del Hospital de Manises, que lidera el Dr. Bordón, explica que en los pacientes que presentan escoliosis leves o esqueleticamente inmaduros, el tratamiento de elección es la observación, que puede acompañarse de fisioterapia.

Por su parte, en escoliosis moderadas, curvas progresivas y pacientes en fase de crecimiento, lo que se emplea son la ortesis o corsé. “Es importante saber que el objetivo del corsé no es corregir la deformidad, sino frenar o ralentizar su progresión”, subraya nuestro especialista.  

La cirugía está indicada en personas que tienen una escoliosis grave y en pacientes que han alcanzado la madurez esquelética.  

Tal y como señala nuestro cirujano ortopédico, a la hora de plantearse la intervención quirúrgica para resolver la escoliosis, lo primero que hay que tener en cuenta es que hay que individualizar el tratamiento, dependiendo de la magnitud de la curva y la edad del paciente. 

Cirugía de escoliosis en adultos

En general, “la técnica más utilizada es la fusión vertebral, en la cual utilizamos tornillos y barras metálicas para corregir la curvatura de la columna”, apunta el especialista, quien añade que “en nuestro hospital somos especialistas en cirugía mínimamente invasiva de columna. Es decir, que se realiza esta fusión vertebral a través de incisiones mínimas y respetando los músculos y tejidos para conseguir una recuperación más rápida y menos dolorosa”.

Cirugía de escoliosis en adultos: ¿Cuánto tiempo tarda la recuperación? 

El tiempo de recuperación varía de un paciente a otro. Tal y como detalla nuestro especialista, en los casos de escoliosis idiopática del adolescente, se trata de cirugías complejas en las que es necesario realizar una incisión amplia y puede requerir la estancia en la Unidad de Cuidados Intensivos durante una o dos noches. Posteriormente, dependiendo de la edad, la estancia hospitalaria suele ser de entre 5 y 7 días. 

En la escoliosis degenerativa del adulto, “en la que utilizamos técnicas mínimamente invasivas para la corrección de escoliosis degenerativa lumbar, la estancia hospitalaria se reduce a 1 o 2 noches”, indica el Dr. Jiménez Navarro. 

Un aspecto importante a destacar es que gracias a las técnicas que se utilizan para corregir la escoliosis, los pacientes no requieren corsé tras la intervención. Pueden volver a su actividad escolar o laboral en unas 2-4 semanas y realizar muchas de sus actividades preoperatorias habituales en aproximadamente 6 meses.  

En el postoperatorio inmediato se recomienda a los pacientes moverse y pasear con frecuencia, ayudándose de bastones de montaña si es necesario. Una vez cicatrizada la herida, se puede comenzar con una rehabilitación más activa. 

¿Es bueno hacer deporte para mejorar la escoliosis? 

“Desde luego que sí. Es importante mantenerse activo para la salud y, especialmente para la espalda. Mantener una musculatura fuerte ayudará a estabilizar la columna”, apunta el especialista. 

En general, cualquier deporte es válido, pues no existen deportes o actividades que mejoren o empeoren la escoliosis. “En caso de que se trate de niños o adolescentes en los que se ha iniciado un tratamiento con corsé, éste puede retirarse para la práctica deportiva”. 

Buenas prácticas después de una cirugía de escoliosis

Después de someterse a una cirugía de escoliosis en adultos, seguir una serie de buenas prácticas es esencial para garantizar una recuperación exitosa y minimizar cualquier complicación potencial. Desde el Hospital de Manises queremos acercarte algunas de ellas:

  1. Seguir las indicaciones médicas: Es crucial seguir al pie de la letra las instrucciones proporcionadas por el equipo médico. Esto puede incluir pautas sobre medicamentos, cuidado de la incisión, restricciones de movimiento y actividades permitidas.
  2. Cuidado de la incisión: Mantener la incisión limpia y seca es esencial para prevenir infecciones. Seguir las instrucciones del cirujano sobre la limpieza y cambio de apósitos es fundamental.
  3. Movimiento gradual: Gradualmente reintroducir el movimiento en la medida que sea aprobado por el médico. Inicialmente, esto puede incluir pequeños paseos y ejercicios suaves que ayuden a mantener la flexibilidad y fortalecer los músculos.
  4. Fisioterapia: La fisioterapia puede ser parte integral del proceso de recuperación. Los ejercicios específicos dirigidos por un fisioterapeuta pueden ayudar a mejorar la fuerza, la flexibilidad y la función general de la columna vertebral.
  5. Evitar la carga excesiva: Durante las primeras semanas o meses después de la cirugía, es importante evitar levantar objetos pesados y realizar actividades que pongan una tensión significativa en la columna vertebral.