Músicos

Importancia de cuidar los hombros al tocar un instrumento.

Un buen cuidado de los hombros puede ser esencial para los músicos a la hora de tocar sin dolor. Para ello, tenemos que tener en cuenta dos factores: “que los hombros no se vayan hacia delante y tener los dos hombros paralelos, es decir, no podemos tener un hombro más elevado que otro”, indica nuestro fisioterapeuta de la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas del Hospital de Manises, José Dapena.

Así, los ejercicios más recomendados para evitar contracturas y lesiones en músicos son los de relajación de hombros, acompañados de una buena respiración. Son pautas esenciales para el cuidado de los hombros.

Dapena ofrece un ejemplo: hay que coger aire y al expulsarlo se deben hacer pequeños círculos con los hombros, tanto en un sentido como en el otro, y siempre hay que hacerlos de forma suave. “No hay que olvidar que es muy importante, después de acabar de tocar, hacer los estiramientos correctos del miembro superior, sobretodo del pectoral, que es uno de los músculos que acaba provocando que los hombros cada vez se vayan más hacia delante”.

Las contracturas y las lesiones suelen aparecer ante un mal abordaje del instrumento. Es decir, “a la hora de aproximar el instrumento al cuerpo ya se generan unas desalineaciones que se mantienen en la práctica musical. Un ejemplo sería el violinista que a la hora de coger el instrumento eleva y lleva hacia delante el hombro con el fin de sujetar el violín. En su lugar podría regular la altura de la costilla”, detalla nuestro fisioterapeuta, quien insiste en que “esto no se debe confundir con expresividad, ya que la expresividad es buena y no influye en tanto que no se pierda la alineación del cuerpo”.

Asimismo, Dapena señala que es esencial el calentamiento antes de la actividad y el estiramiento después de tocar el instrumento. “Muchas veces es necesario verse delante de un espejo para asegurarse de que no se adoptan malas posturas de inicio”.

Cuando el músico tiene una contractura o una lesión, sí que puede seguir tocando, pero cada vez notará que el dolor aparece antes o incluso se intensifica. Además, puede ser que después de tocar perdure un poco más en el tiempo.

Según la experiencia de la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas del Hospital de Manises, el 90% de los músicos presentan problemas en los hombros o áreas asociadas, en los que los hombros están hacia delante. El violín y la flauta son los instrumentos que más problemas provocan en el hombro y los trapecios. No obstante, todos los instrumentistas tienen disfunciones en los hombros. Para resolverlos, Dapena recomienda una mayor conciencia corporal, calentamiento y estiramientos, siempre asesorados por un profesional.

 

 

¿Te ha gustado este artículo? Encuentra más información sobre músicos y salud aquí.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos