Músicos

Calentamiento en músicos. Cuándo y por qué.

Calentar antes de tocar un instrumento para evitar lesiones

El calentamiento es imprescindible antes de realizar cualquier práctica musical, ya que al fin y al cabo, interpretar es realizar una actividad física en la que el cuerpo está sometido a una carga importante de trabajo. Así, tal y como explica José Dapena, fisioterapeuta de Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas de nuestro Hospital, el calentamiento consiste en una serie de ejercicios para músculos y articulaciones que tiene como finalidad mejorar el rendimiento físico, a la vez de evitar lesiones. “El objetivo del calentamiento es aumentar el flujo sanguíneo (transporta más rápido la sangre a todas las partes del cuerpo) y mejora la transmisión de impulsos nerviosos, flexibilidad y movilidad del cuerpo”.

Por eso, es necesario realizarlo antes de la práctica musical. No existe un tiempo determinado, sino hasta el punto en que se haya conseguido un aumento de la temperatura corporal. El tiempo puede oscilar entre 5 y 10 minutos.

Tienes que saber que calentar no es estirar. Calentar es aumentar la temperatura corporal y preparar al organismo para hacer ejercicio. José Dapena nos ofrece cuatro tipos de calentamiento:

Fricciones o automasaje. Es básicamente un calentamiento local, es decir, ir frotándonos. Se debería hacer sobretodo sobre los miembros superiores y los trapecios.

Movilizaciones. Hay que mover de forma suave y rítmica diferentes partes del cuerpo. Se debe mover el cuello, los hombros, los brazos, la pelvis, etc. Es importante hacer estos ejercicios sobre todo en los dedos y en las manos.

Destreza. Por ejemplo, hacer malabares o juegos de destreza con los dedos. Además, nos ayudan a mejorar la sincronización mano-cabeza.

Actividad física. Se trata de un calentamiento que se haría en la fase final cuando el ejercicio es más intenso. Es decir, podemos hacer una pequeña carrera rápida en el sitio, imitar bailes, dar pequeños saltos, etc.

Nuestro fisioterapeuta asegura que el calentamiento es obligatorio en los músicos, al igual que lo es para los deportistas de élite. Todos los músicos deberían realizar el calentamiento independientemente del instrumento que toquen; desde el pianista que está más tiempo sentado, hasta cualquier músico que toque de pie en movimiento.

No obstante, los instrumentistas de viento deberán hacer mayor hincapié en un automasaje facial, ya que la musculatura facial es muy importante para ellos.

Los grupos musculares que más atención hay que prestar a la hora de calentar son los de los miembros superiores, es decir manos, antebrazo, brazo y hombro, ya que son con los que de realizamos la actividad musical. No obstante, esto no quita que haya que calentar todo el cuerpo, ya que lo que buscamos es un aumento de temperatura corporal. Interpretar es una expresión corporal en la que todo músico, con más o menos movimiento de su cuerpo, quiere transmitir.

Calentar hace que, aparte de aumentar el nivel musical, el riesgo de lesiones disminuya, ya que un músculo estando frío tiene mayor rigidez articular y se contrae de forma lenta, provocando que la coordinación del cuerpo sea peor. Por eso, un cuerpo no calentado tiene más riesgo de lesiones articulares, ligamentosas y de sufrir contracturas musculares.

hospital-de-manises-unidad-musica

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos