Niños

¿Qué bicho te ha picado?

En verano podemos estar más expuestos a las picaduras de los insectos, muchos de los cuales nos pueden “atacar” durante la noche. La Dra. María Elena Álvaro Toquero, del Servicio de Pediatría del Hospital de Manises, nos tranquiliza comentando que en nuestro país existen pocos animales cuya picadura o contacto genere problemas importantes, si bien los más venenosos pueden causar más alteraciones en los niños, ancianos y personas con enfermedades graves. Por eso, es clave conocerlos. Nuestra pediatra nos detalla cuáles son los más importantes, qué síntomas producen y dónde se encuentran.

 

ARÁCNIDOS

Arañas. En España, la principal especie venenosa es la viuda negra (Lactrodectus tredecimguttatus). Aunque su picadura no suele resultar mortal, sí puede ocasionar síntomas gastrointestinales, vértigo, fiebre, dolor intenso en la zona de la picadura, sudoración, cefalea, dificultad respiratoria, convulsiones y visión borrosa. Esta especie la encontramos sobre todo en el Levante peninsular y la cornisa cantábrica.

Otra especie que podemos encontrar en los hogares de la cuenca mediterránea es la araña de rincón o violinista (especie Loxosceles), cuya picadura puede causar fiebre, cefalea, problemas renales o de coagulación. Suele producir únicamente síntomas locales (Loxoscelismo cutáneo) en el lugar de la picadura, en forma de un área roja que puede tornarse violácea e incluso convertirse en una herida o una úlcera.

La tercera especie venenosa que predomina en la Comunidad Valenciana es la tarántula (Lycosa tarentula), que produce lesiones superficiales.

Escorpiones. Las especies españolas no tienen un veneno muy agresivo. Predominan el escorpión amarillo (Buthus occitanus) y el escorpión de cola amarilla (Euscorpius flavicaudis). La inoculación produce una fuerte reacción local, con dolor agudo en la zona de la picadura, inflamación y edema regional del miembro afectado. De forma excepcional, puede causar trastornos neurológicos, que cursan con agitación, inquietud, desorientación, obnubilación y convulsiones.

Garrapatas. Pueden transmitir al hombre diferentes enfermedades infecciosas. Su picadura puede causar una escara necrótica e inflamar los ganglios circundantes.

 

INSECTOS

Himenópteros. La gravedad de las picaduras por avispas y abejas es mayor en pacientes de corta edad y depende del número de picaduras y de la localización. Si no existe alergia, las reacciones suelen ser locales en forma de picor, dolor y escozor.

Dípteros. Las picaduras de moscas y mosquitos no suelen ocasionar más que reacciones cutáneas leves.

 

ANIMALES ACUÁTICOS

Las medusas que habitan el Mediterráneo no son letales, pero pueden producir síntomas locales importantes. La especie más peligrosa de la costa mediterránea es la Carabela portuguesa (Physalia physalis), que tras el contacto con sus largos tentáculos causa dolor intenso, vesículas y ampollas. En los niños, además, podría producir síntomas neurológicos y gastrointestinales.

 

OFIDIOS

En España, ninguna serpiente tiene una mordedura letal para el ser humano. Las mordeduras por culebras producen síntomas locales en el lugar de la picadura mientras que las víboras pueden producir síntomas neurológicos, hipotensión, alteraciones de la coagulación…

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos