Músicos

Cómo evitar lesiones musculares en músicos

Horas de ensayos, malas posturas, nervios ante un concierto o una audición… son situaciones a las que se tienen que enfrentar muchos profesionales de la música y estudiantes. Las técnicas de relajación muscular son de gran utilidad para no quedarse agarrotado

“Existen muchos tipos de relajación, pero la relajación aplicada o muscular es la más efectiva para los músicos, pues permite que puedan relajarse en el momento de la interpretación, encima del escenario, cuando sufren la ansiedad escénica”, asegura Guillermo Dalia, psicólogo clínico en la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas de nuestro Hospital.

Se trata de ejercicios muy importantes, pues la mayoría de los músicos tensa mucho y mal los músculos, sobre todo aquellos que necesita para la interpretación, los que están en contacto con el instrumento, y en general tensan los músculos de todo su cuerpo. Se trata de unos movimientos que hacen de manera automática cuando quieren tocar fuerte, a veces también cuando tocan piano, cuando cometen un error o cuando se concentran en lo que están haciendo. Por eso, es necesario que hagan ejercicios de relajación.

Tal y como nos comenta nuestro psicólogo, los beneficios son varios. Por una parte, si relajan el cuerpo y los músculos, la sensación de tensión y de ansiedad se verá reducida. Además, con los ejercicios de relajación también se observa una mejora significativa en la interpretación, pues tendrán así mayor flexibilidad en su cuerpo para la ejecución musical.

Tener el cuerpo y sus músculos adecuados para la interpretación es algo necesario para todos los intérpretes, de cualquier tipo de música y de instrumento. “Lo importante es practicar la relajación desde los primeros años para que vaya volviéndose un hábito automático y lo realicen siempre”, recalca Guillermo Dalia.

En líneas generales, la relajación debe de practicarse siempre que se vea que se está empezando a tensar demasiado o de una manera innecesaria, tanto debido a la ansiedad del momento, como a malos hábitos de estudio, donde también se tensan demasiado los músculos.

A todo esto hay que añadir otro elemento negativo: una mala postura. Muchas veces uno no se da cuenta de que toca forzando demasiado la espalda o los brazos, situación que a la larga pasa factura en forma de lesiones y problemas físicos.

Para luchar contra esto o evitarlo en la manera de lo posible, los músicos suelen utilizar algunas técnicas, como respiraciones profundas o meditación, para hacer frente al estrés. Normalmente, las aprenden por iniciativa propia, no porque las enseñen y practiquen como asignaturas de manera cotidiana. Pero deben formar parte de su rutina diaria para mantenerse bien en forma.

hospital-de-manises-unidad-musica

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos