Músicos

Cómo mantienen los músicos sus manos en forma

Los músicos deben tener una gran habilidad y destreza en sus manos. No obstante, como se trata de un trabajo asimétrico, unos músculos van ganando protagonismo con respecto a otros. Por todo ello, es fundamental cuidar la mano y realizar un trabajo de relajación, estiramiento y tonificación de la mano, que ayudará a tener una mayor amplitud de movimiento y una mejor coordinación e independencia de los dedos. Es importante realizar este cuidado en todo momento, no sólo cuando existe un problema.

Para lograr esta tonificación se pueden llevar a cabo una serie de ejercicios que detalla nuestro fisioterapeuta José Dapena, de la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas del Hospital de Manises.

Ejercicios de volteo

Los primeros ejercicios son los de volteo de la mano, que son importantes para la concienciación de la mano. El ejercicio se debe hacer sentado enfrente de una mesa, con tranquilidad y sintiendo en todo momento lo que está sucediendo con la mano.

La forma de hacerlo es con la mano al lado del cuerpo, llevándola relajadamente a la mesa dejándola caer. No hay que ver como se lleva, simplemente hay que dejarla caer en la mesa. Cerrar los ojos y sentir cómo se tiene la mano, cómo están flexionados los dedos, el contacto de la muñeca y si hay o no arco palmar.

A continuación, hay que abrir los ojos y colocar la mano de forma correcta. La corrección se realizará con la otra mano, de forma lenta y concienzuda.

Para ello hay que poner la mano de tal forma que la muñeca contacte con la mesa. Hay que fijarse en el arco palmar, para que el pico más alto corresponda al segundo o tercer dedo y deben de presentarse los nudillos. Hay que ver cómo están doblados los dedos y no pueden estar planos, sino con unos grados de flexión. Una vez colocada la mano correctamente, la retiramos y se repite el ejercicio. Se hará todas las veces que haga falta, hasta que más o menos la mano caiga en la posición ideal.

Ejercicios de movilidad

Por otra parte, los ejercicios de movilidad de los dedos se deben hacer con la mano muy relajada, para que no entre en acción la musculatura del antebrazo. Para ello hay que colocar la mano sobre los muslos o sobre una mano y separar los dedos poco a poco al máximo para luego juntarlos. También se puede hacer otro ejercicio que consisten en adoptar una posición relajada y levantar cada dedo. Recordar que hay que hacerlo lentamente y percibiendo lo que está pasando en nuestra mano.

Ejercicios con canicas

Los ejercicios con canicas también son muy útiles para trabajar la tonificación y la coordinación de los músculos lumbricales e interóseos. Para hacerlos, José Dapena indica que hay que poner unas canicas en una mesa y, sin ayuda de la otra mano, hay que ir poniendo las canicas entre los dedos. Una vez colocadas, apretar las canicas unos 5-6 segundos y soltarlas. Se pueden introducir varios cambios, como por ejemplo la altura de agarre de las canicas (desde la uña hasta la falange más próxima), y la flexión de falanges, donde se cogen las canicas y poco a poco se van flexionando las falanges hacia una flexión máxima y volver. El ejercicio debe tener una duración total de unos 5 minutos.

Ejercicios con gomas

Por último, está el ejercicio con gomas, que consiste en colocar una goma cada dos dedos y mantener la mano apoyada sobre la mesa. Abrir la mano y mantenerla así unos 5-6 segundos. Este ejercicio se debe hacer durante unos 3 minutos.

Otros Posts

Deja un comentario