Enfermedad inflamatoria intestinal

Coronavirus y pacientes con EII (actualizado 13/03/20)

La situación de la infección por el virus SARS-CoV-2 cuya enfermedad respiratoria se conoce como el COVID-19 se ha agravado en nuestro país, y se ha extendido en otras regiones del mundo por lo que es necesario revisar la información que GETECCU ya publicó el 26 de febrero.

Seguimos sin disponer de datos fiables sobre la relación del SARS-CoV-2 con la enfermedad inflamatoria intestinal y la información que tenemos se basa en la que conocemos de los organismos estatales, mundiales, de otras patologías que pueden cursar con inmunosupresión y de la similitud que el SARS-CoV-2 tiene con el virus de la influenza. Es muy importante recordar que el SARS-CoV-2 causa síntomas muy similares al virus de la influenza (gripe común) y tiene un riesgo de complicaciones y mortalidad similar al de la gripe, aunque es más contagioso. Este virus se transmite por la vía aérea a través de las gotas de saliva que pueden ser emitidas al hablar, toser o estornudar, aunque también pueden llegar a contaminar superficies como las manos de la persona infectada.

En respuesta a las lógicas dudas que tienen nuestros pacientes hemos generado este nuevo documento intentado abarcar las consultas más frecuentes, respondiendo a estas dudas con la evidencia actualizada.

Las precauciones que debe tener toda la población son las mismas que deben tener los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, aunque probablemente los pacientes con inmusupresión requieran alguna particular.

Recomendaciones generales:

  1. Mantener una higiene correcta: es fundamental lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos, o con un desinfectante para manos a base de alcohol (al menos 60% de alcohol), especialmente después de ir al baño, antes de comer, después de sonarse la nariz, toser o estornudar y después del contacto directo con personas enfermas o su entorno.
  2. Evitar tocarse la cara (ojos, nariz, boca) antes de lavarse las manos.

Por sencillas que parezcan estas son las dos recomendaciones más importantes.

  1. Utilizar pañuelos desechables y tirarlos a la basura después de su uso.
  2. Si estornuda o tose, tápese con la cara interna del antebrazo y no con la mano. Lávese las manos después de toser o estornudar.
  3. Evitar saludar con un beso o dando la mano.
  4. Evitar el contacto cercano con personas que estén enfermas: si no puede evitarlo, mantenga una distancia de al menos dos metros de las personas que padecen síntomas de infección respiratoria.
  5. Quédese en casa si se encuentra enfermo.
  6. No se recomienda el uso de mascarillas: el Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos no recomienda el uso de mascarillas en personas sanas como barrera de protección. Además de no estar justificado, esto le obligaría a estar constantemente tocándose la cara (ver punto 2). Únicamente estaría justificado su uso en personas con síntomas respiratorios para evitar la transmisión y en el personal sanitario que atiende a estas personas con clínica respiratoria.
  7. Evitar las grandes aglomeraciones, incluidos estadios de fútbol, conciertos, etc.
  8. Evitar el consumo de alcohol y tabaco.
  9. Evitar viajar si tiene fiebre y tos.
  10. Evitar viajar a zonas de concentración de casos de COVID-19, que serán actualizadas por las Autoridades Sanitarias.
  11. Si tiene fiebre, tos o dificultad para respirar, ha estado en contacto con un caso confirmado de COVID-19 o ha estado en una zona de riesgo: llame al 112 o 061 (o el número concreto de su localidad, por ejemplo 900 300 555 de la Comunidad Valenciana) y póngase en contacto con su equipo médico habitual para que estén informados. Evite acudir a los centros sanitarios si no es indispensable.
  12. Manténgase informado de fuentes fiables y actualizadas, como las siguientes:
    • aquí se dispone de información completa, actualizada y bien explicada para los ciudadanos desde el ministerio de Sanidad,
    • aquí el enlace al CDC de los Estados Unidos, también con información actualizada, y
    • aquí de la Organización Mundial de la Salud.

Recomendaciones concretas para los pacientes inmunodeprimidos. Se considera pacientes inmunodeprimidos a aquellos que toman: cortisona, azatioprina (Imurel), mercaptopurina, metotrexate, ciclosporina, infliximab, adalimumab, golimumab, ustekinumab, vedolizumab o tofacitinib.

  1. Si usted requiere tratamiento en el hospital de día, acuda a él. Recuerde las medidas generales anteriormente descritas, por tanto, no necesita de mascarilla de protección ni de guantes.
  2. Si por su trabajo debe estar expuesto a aglomeraciones, es personal de riesgo (sanitario, funcionario de prisiones, residencias de ancianos) o debe realizar viajes a zonas de alto riesgo (que en principio no están recomendados) deben de proporcionarle la reubicación o la baja. En otras situaciones, no requiere la baja laboral preventiva.
  3. De ser posible, intente realizar los controles telemáticos (vía correo electrónico o vía telefónica).

 

Fuente: GETECCU (Grupo de Trabajo Español en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa)

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos