Maternidad

Fármacos durante la lactancia

Una de las grandes dudas que tienen las mujeres que están dando de mamar es si pueden tomar fármacos.

El período de lactancia puede abarcar meses e incluso años de la vida de una mujer. Es muy probable que, durante ese tiempo, pueda necesitar tomar alguna medicación.

Al igual que durante el embarazo las medicaciones que toma la madre pasan a través de la placenta al feto, durante el período de lactancia los fármacos pueden pasar a la leche y, por tanto, al bebé. Además de esto, hay medicaciones que pueden afectar a la producción de leche.

Al contrario de lo que se piensa, la mayoría de las medicaciones habituales son compatibles con la lactancia. Medicamentos que se pueden administrar a los niños, como el paracetamol y la mayoría de los antibióticos, no suelen ser problemáticos ni perjudiciales para la lactancia. No está justificado suspender una lactancia por tener que tomar una medicación que, consultando las fuentes adecuadas, no represente un riesgo significativo para el bebé lactante ni para la producción láctea.

La Dra. Blanca Garrido, Neonatóloga responsable de la Unidad de Neonatos del Servicio de Pediatría del Hospital de Manises, recuerda la importancia de conocer la compatibilidad de los fármacos con la lactancia, especialmente en aquellas madres que precisan tomar medicaciones de forma mantenida por una enfermedad crónica.

Resalta también la importancia de asesorarse por profesionales bien formados en la materia y, si se consultan recursos por la web, que sean también fiables.

Consulta a los profesionales antes de tomar medicación durante la lactancia.

Pediatras, obstetras y matronas disponen de información actualizada y contrastada, siendo a ellos a los que deben remitir las madres y los profesionales de otras especialidades sus consultas.

Existen también herramientas vía web, de las cuales la Dra. Garrido recomienda la web e-lactancia.org, donde tanto pacientes como profesionales pueden consultar la compatibilidad de medicamentos y lactancia. Además, la Asociación Española de Pediatría dispone de recursos en este sentido, tanto para pacientes como para profesionales, muy útiles para tomar decisiones y aconsejar de forma adecuada. También en este blog encontrarás más información sobre la lactancia.

Una de las medicaciones que más problemas suele plantear son los antibióticos, especialmente cuando se hace un diagnóstico de mastitis aguda en la madre. El tratamiento de la mastitis aguda se basa en una serie de medidas generales (apoyo a la madre, tratamiento analgésico, hidratación abundante, reposo, favorecer el drenaje adecuado del pecho…) a las que se puede precisar asociar tratamiento antibiótico que, insistimos, no contraindica la lactancia.

Otra medicación que puede plantearse de forma muy frecuente es el uso de anticonceptivos hormonales. En general, se aconseja iniciarlos una vez que la lactancia está bien establecida y dar preferencia a los que contienen sólo progestágeno o a los combinados con dosis mínimas de estrógeno. Tu matrona y tu obstetra te asesorarán de forma adecuada, consúltales.

En cuanto a los suplementos vitamínicos, existen hoy en el mercado suplementos específicos para las necesidades de las mujeres lactantes que no plantean problemas de compatibilidad.

Recuerda comentar siempre a tu médico que estás lactando cuando vaya a prescribirte alguna medicación y asesórate de forma adecuada.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos