Alimentación

Higiene bucal – ¿Por qué es importante cuidarla desde el nacimiento?

El hábito de la higiene bucal y las pautas de alimentación saludable se deben iniciar desde el nacimiento. Para ello, el adulto responsable del niño debe supervisarle y acompañarle en el cepillado hasta los 8 o 9 años, e incluso hasta la adolescencia en el caso del cepillado nocturno, tal y como explican las Dras. Isabel Piqueras Marimbaldo, pediatra de Atención Primaria; Begonya Chaveli López, odontóloga del Centro de Salud Quart de Poblet, y la higienista Carmen  Sal.

Higiene bucal en un niño

¿Qué recomiendan los especialistas para una correcta salud bucodental?

Para las especialistas, es aconsejable estar atento a la higiene bucal de los niños durante los primeros años y una vez al mes aproximadamente levantar el labio superior del niño y buscar en los dientes cambios en la pigmentación o manchas blancas en los incisivos. “Estas lesiones normalmente siguen el borde de la encía y tienen forma de semiluna. Se trata de las primeras manifestaciones de una desmineralización o caries incipiente por la que hay que consultar con el odontopediatra”.

Por otro lado, aconsejan realizar consultas preventivas al odontopediatra desde el año de vida y recuerdan que en el colegio enseñarán a los niños hábitos saludables, como la higiene de manos y el cepillado dental. “Además, existe un Programa de Salud Bucodental Infantil gestionado desde Salud Pública al que los colegios pueden adherirse. De esta manera, en los centros escolares se realizan enjuagues de flúor semanal en los cursos de primero a cuarto de primaria”, apuntan las especialistas. Otro aspecto destacable de este programa es que en todos los centros educativos se hace una revisión dental a los niños de 5 años, y en zonas vulnerables, a los 3, 4 y 5 años.

higiene oral en niños

Por otro lado, para que los más pequeños de la casa no perciban la higiene bucal como un “castigo”, Isabel Piqueras, Begonya Chaveli y Carmen  Sal proponen incorporarla con naturalidad a las otras rutinas de higiene del niño. Del mismo modo que se calza y se cambia de ropa antes de salir de casa, se debe incorporar la higiene bucal como un hábito más.

Para hacerlo más ameno, se puede optar por:

  • El uso de canciones.
  • Hacerlo en familia.
  • Dejar que el niño seleccione el cepillo dental.
  • Que elija sabor de pasta de dientes que más le guste puede favorecer la adhesión al cepillado.

 Higiene bucal bebé

Paso a paso para una correcta higiene bucal

 El inicio de la higiene bucal debe hacerse desde pequeños y siempre acompañando al menor. Para ello se hará lo siguiente:

  • Primero, se le dejará jugar durante un minuto con el
  • Después, serán los padres quienes durante otro minuto limpiarán todas las superficies de los dientes y muelas, así como la superficie de la lengua.

Nuestras especialistas aconsejan evitar toda fuente de azúcares refinados durante los primeros dos años de vida, que es cuando el niño es más susceptible de desarrollar un proceso virulento de caries. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva a demanda los 6 primeros meses de vida y como complemento a otros alimentos entre los 6 y los 2 años, siempre con una correcta higiene bucal tras cada una de las tomas.

Evitar los azúcares para una correcta salud bucodental

En este contexto, Isabel Piqueras Marimbaldo, Begonya Chaveli López y Carmen  Sal comentan a los papás que es muy importante no ofrecer a los niños azúcares ocultos, como los presentes en:

  • La leche chocolatada.
  • Galletas.
  • Bollería.
  • Helados.
  • Zumos industriales.
  • Pan de molde o pan blando.
  • Patatas fritas embolsadas.
  • Refrescos de cola, etc…

 

También hay que evitar los azúcares entre comidas, sobre todo los que presentan una consistencia pegajosa. Si quieres saber más sobre cómo evitar el consumo de azúcares y cómo reducirlo, te recomendamos que leas este post.

salud bucal infantil

A la hora de explicarle a los niños qué alimentos son perjudiciales para su salud bucodental y cómo evitar que los consuman en exceso, los padres y cuidadores se pueden apoyar en dibujos o palabras sencillas para hacerles comprender en qué consisten las enfermedades de la boca y cómo prevenirlas. Es importante que entiendan que limitar el consumo de alimentos poco saludables no es un castigo, sino que estamos protegiendo su salud.

Las recomendaciones actuales de una dieta saludable son compatibles con las sugeridas para mantener una buena salud bucodental y los azúcares pueden reemplazarse por alimentos sanos como:

  • Queso.
  • Trozos de frutas y verduras crudas.
  • Pan integral.
  • Tortitas de maíz.
  • Yogur natural.
  • Frutos secos.
  • Huevos duros.

El objetivo es que, con el paso del tiempo, se reduzca la probabilidad de que aparezcan caries, por eso creemos que este post sobre qué son y cómo se producen las caries puede ser muy interesante para ti.

Si quieres estar al día de los mejores consejos en higiene bucal en particular y del mundo de la medicina en general, no te pierdas nuestro blog o suscríbete a nuestra newsletter.

Recuerda que también puedes seguirnos en nuestras redes, como Facebook, Twitter, Instagram o Youtube.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos