Tu salud

Insomnio crónico: ¿qué pautas debemos seguir para superarlo?

El insomnio se define como la dificultad para conciliar el sueño o para poder mantenerlo, pero para que se considere insomnio crónico debe durar más de un mes. Muchas personas no tienen problemas para quedarse dormidas pero, se despiertan temprano y luego no son capaces de volver a conciliar el sueño. Esto hace que su sueño no sea reparador y al día siguiente no se sientan descansadas. No obstante, hay que tener en cuenta que cada persona necesita dormir unas horas determinadas para poder descansar. Lo normal en los adultos es que necesiten entre 6 y 8 horas. 

¿Cómo se define el insomnio crónico?

Según el Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre de Estados Unidos, el mayor porcentaje de personas que tienen insomnio crónico es por causas secundarias. Es decir, que sus problemas para dormir son la consecuencia de algún otro problema, como por ejemplo una enfermedad, algún medicamento, malos hábitos antes de dormir…

insomnio crónico

Tener insomnio crónico no solo causa problemas para dormir. La falta de sueño y de descanso influye negativamente en la calidad de vida de quien lo padece, impidiendo que se puedan realizar las actividades diarias con normalidad. Las personas con insomnio crónico tienen problemas para hacer bien su trabajo, ya que su capacidad de concentración disminuye. Ese cansancio crónico también influye en el estado de ánimo. Hace que se vuelvan más irritables, tengan más ansiedad y presenten rasgos depresivos. Incluso hace que lleguen a abusar de sustancias tóxicas ya que, en ocasiones, creen que les ayudarán a dormir. 

¿Cuáles son los síntomas característicos del insomnio crónico?

insomnio crónico

Entre los principales signos de alarma del insomnio crónico están: 

  • Tardar en conciliar el sueño.
  • Despertarse frecuentemente durante la noche
  • Pasarse despierto varias horas durante la noche
  • Despertarse cansado
  • Obsesionarse con el sueño. 
  • Mostrarse depresivo o ansioso
  • Problemas para concentrarse

¿Cómo se trata el insomnio crónico?

El tratamiento del insomnio crónico pasa por tener un buen diagnóstico y conocer la causa que lo produce. Su abordaje es multidisciplinar y es importante incluir, en un inicio, una buena higiene del sueño, dieta y ejercicio.

Entre las recomendaciones que pueden ayudar a dormir están: 

  • Seguir horarios regulares. Es bueno tener una rutina para irse a la cama. De esta forma, nuestro organismo se va acostumbrando a unos horarios de sueño. 
  • Tener unas buenas condiciones en el dormitorio. La temperatura, la luz, el ruido, el colchón… son elementos a tener en cuenta para poder conciliar bien el sueño. La temperatura ideal para dormir bien se sitúa en torno a los 18 grados. 
  • Evitar cenas copiosas. Además, es importante irse a dormir habiendo transcurrido al menos dos horas desde la cena. Los lácteos son recomendables por su contenido en triptófanos, que inducen al sueño. 
  • No consumir sustancias estimulantes, como las que contienen cafeína, a partir de media tarde. También es recomendable reducir el alcohol, la nicotina y otros estimulantes. 
  • Evitar siestas largas e irse a dormir cuando se tenga sueño son puntos claves en el tratamiento del insomnio crónico
  • Hacer ejercicio de forma regular. Es importante no hacerlo por la noche, porque el deporte tiene un efecto estimulante. 

insomnio crónico

  • Cuidado con el uso de dispositivos móviles. La luz de las pantallas puede alterar nuestro ritmo circadiano y mandar al cerebro el mensaje de que no es hora de descansar. 
  • Dedicar unos minutos a hacer ejercicios de relajación. Si una vez que estás en la cama no puedes dormir, no mires el reloj continuamente. Intenta leer un rato y vuelve a intentar dormir cuando te entre el sueño. 

Tratamiento farmacológico del insomnio crónico

En ocasiones, estas medidas nos son suficientes para acabar con el insomnio crónico y es necesario recurrir a pautas farmacológicas. Es importante señalar que el tratamiento farmacológico del insomnio crónico se emplea en casos muy determinados, cuando no es posible conciliar el sueño siguiendo las recomendaciones que hemos comentado. 

Existen varias opciones de fármacos para combatir el insomnio crónico y el especialista optará por el más adecuado teniendo en cuenta las necesidades del paciente. Es clave seguir correctamente las pautas de administración y de retirada del fármaco para que se puedan obtener los beneficios deseados. También hay que tener en cuenta que se trata de medicamentos que pueden crear dependencia, por lo que es necesario seguir las pautas marcadas por el especialista. Normalmente, los fármacos para inducir el sueño se toman una media hora antes de acostarse. 

Además, hay que valorar posibles interacciones entre el tratamiento para el insomnio crónico y los que se estén tomando para controlar otras enfermedades. Por eso, es importante comentar con el especialista si se toma de forma habitual algún fármaco, para evitar que haya problemas. 

No obstante, para conseguir unos mejores resultados toda terapia farmacológica debe ir acompañada de unos buenos hábitos de vida y del cuidado de la higiene del sueño. Siguiendo unas pautas concretas se pueden llegar a obtener buenos resultados a la hora de conciliar el sueño.

¿Te ha parecido interesante esta entrada sobre el insomnio crónico? Si es así, no dudes en echarle un vistazo a nuestro blog o suscribirte a nuestra newsletter para no perderte nuestros mejores consejos.

Recuerda que también puedes seguirnos en nuestras redes, como Facebook, Twitter, Instagram o Youtube.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos