Alimentación

Pequeños cambios que te ayudarán a comer de manera saludable

Hay pequeños cambios en la alimentación que pueden transformar positivamente nuestra salud. Además de aportarnos la energía necesaria para nuestra vida diaria, la alimentación es fundamental para prevenir enfermedades y alcanzar un envejecimiento saludable. Pero, ¿cuáles son los cambios que debemos hacer?

En nuestra dieta muchas veces pecamos por exceso o defecto, y además nos suele faltar información sobre cuáles son las alternativas más saludables a ciertos alimentos, es decir qué alimentos podemos sustituir por otros similares pero de mayor valor nutricional. Por lo tanto, los cambios que realicemos pueden enmarcarse en tres grupos:

  • Alimentos que debemos consumir más.
  • Alimentos que debemos cambiar por otros.
  • Alimentos que debemos consumir menos.

 

¿Qué alimentos tenemos que comer más?

En este grupo están los alimentos que son más saludables: aportan fibra, vitaminas y minerales de alto valor nutricional. En este grupo se encuentran:

  • Frutas
  • Verduras y hortalizas.
  • Legumbres
  • Frutos secos.

A estos alimentos debemos incluir otra recomendación importante relacionada con el estilo de vida, que es mantenerse activo desde el punto de vista físico y social, ya que es beneficioso tanto para el cuerpo como para la mente.

 

¿Qué alimentos debemos cambiar por otros?

El objetivo es cambiar un alimento por una versión más saludable. Algunos ejemplos:

  • Sustituir el pan, la pasta o el arroz blancos o refinados por sus versiones integrales, aumentando así el aporte de fibra y nutrientes de calidad.
  • Utilizar aceite de oliva virgen en vez de otros aceites y grasas.
  • Tomar agua en lugar de bebidas más calóricas o que contengan azúcares.
  • Elegir productos de temporada y de proximidad, que mantienen mejor sus propiedades al sufrir menos traslados, manipulación y periodos de almacenamiento.

 

¿Qué alimentos tenemos que comer menos?

Este grupo engloba algunos alimentos cuyo consumo en exceso puede tener consecuencias negativas en nuestra salud, ya que elevan el riesgo de desarrollar numerosas enfermedades. Algunos de estos alimentos son:

  • Sal, salazones, encurtidos…
  • Azúcar.
  • Alimentos y bebidas azucaradas.
  • Carne roja y procesada.
  • Alimentos ultraprocesados, ricos en azúcares, grasas, sal, aditivos…

Hacer cambios en la alimentación no siempre es fácil, pero puedes empezar poco a poco introduciendo primero un par de cambios y añadiendo nuevos cambios cuando los primeros ya se hayan afianzado y convertido en una costumbre. ¡Tu salud te lo agradecerá!

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos