Músicos

Perder el miedo ante el público

A la hora de empezar un concierto, el principal reto que tiene un músico es no bajar el rendimiento en el escenario ante un público. Si se trata de una audición o de una prueba, tiene que centrarse en el jurado. La presión a la que está sometido al ir a una prueba, hace que el músico pueda sufrir una ansiedad escénica en esos momentos. Esto se puede ver en alguno de los concursantes de los programas de televisión, que cuando se enfrentan al jurado y a la presión del público sienten una gran ansiedad.

Guillermo Dalia, psicólogo clínico en la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas de nuestro Hospital, explica que eso se manifiesta en los tres niveles de la conducta.

En el fisiológico, aparece taquicardia, sequedad de boca, tensión muscular, sudoración… y la respuesta que más les afecta y molesta: el temblor. A nivel motor, se produce una inquietud motora, verbalizar pensamientos negativos, repasar hasta el último momento, etc. Y en la parte cognitiva pensamientos catastrofistas como “seguro que me pongo nervioso-a”, “seguro que voy a fallar y todos lo verán”, etc.

Anular la anisedad.

Para hacer frente a este problema lo mejor posible, nuestro psicólogo recomienda la concentración. “Es una de las facetas que ven afectadas, junto con la atención. Lo curioso es que, en general, el problema radica en que quieren concentrarse tanto que se desconcentran”. Por eso, en el escenario no deben de estar concentrados, sino en condiciones de disfrutar, de comunicar, de emocionarse… y para eso no tienen que concentrarse en el sentido de estar muy pendientes de la técnica, el proceso, la afinación, la partitura, etc., tiene que fluir, sentir y emocionarse, pero si tienen ansiedad escénica es algo que no podrán conseguir. Por eso, lo primero que hay que conseguir es reducir o anular la ansiedad escénica”.

Así, a la hora de enfrentarse a un concierto hay que ser conscientes de que es algo que tiene solución. Hay que prepararse para hacerlo de la mejor forma posible.

Un músico prepara mucho la parte técnica e interpretativa pero no la parte mental, personal o psicológica. Y es un gran error, “pues en esta parte es donde vienen los problemas”, apunta Guillermo Dalia, quien afirma que hay diversas técnicas que han demostrado ser eficaces frente a la ansiedad escénica, como las técnicas de la terapia de conducta como la exposición, la relajación muscular o  la terapia cognitiva. Si no, también se puede echar mano de herramientas como la visualización y la mejora de los hábitos de estudio.

hospital-de-manises-unidad-musica

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos