Tu salud

¿Se puede viajar en tratamiento con diálisis o con una enfermedad renal?

¿Cómo hay que planificar un viaje cuando se está diálisis?

A la hora de organizar un viaje, lo primero que tenemos que saber es que hay que diferenciar cuando estamos en hemodiálisis o en diálisis peritoneal, explica la Dra. Pilar Royo, nefróloga del Hospital de Manises.

En el caso de un paciente que está en diálisis peritoneal tiene que planificarlo con tiempo, debe saber en qué fecha se va a ir y contactar con su proveedor para tener disponible el material que necesita para hacerse el tratamiento.

Si se hace hemodiálisis, como se realiza en un centro especializado, también tiene que organizarlo. Tal y como comenta nuestra nefróloga, en estos casos es necesario contactar con la supervisora y indicarle los días que va a estar fuera para tener un centro asignado y aprobado, donde pueda realizar su tratamiento de hemodiálisis

De esta forma, el paciente se asegura contar con sus turnos específicos y una buena organización. “Nosotros a ese centro enviamos las analíticas correspondientes y su informe. Una vez aceptado en el centro, se lo comunicamos al paciente. Pero hay que planificarlo, no se puede organizar todo este proceso de la noche a la mañana”, comenta la especialista, quien añade que “tenemos que tener unos días, cuanto más tiempo mejor, sobre todo si el desplazamiento es a una zona muy turística, porque habrá más personas en la misma situación”. 

Viajes por Europa

En los desplazamientos en Europa hay una concesión y paga el país de origen, pero en los países con los que no hay acuerdo hay que tenerlo en cuenta, ya que puede haber problemas y tener que abonarlo el paciente. 

Antes de emprender un viaje también hay que considerar las condiciones sanitarias del país de destino, ya que la inmunidad de las personas dializadas es más baja. Si se pone enfermo en ese destino, hay que asegurar que puede recibir la asistencia adecuada. En la situación actual, tampoco nos podemos olvidar de las restricciones por la COVID-19 y saber dónde se puede o no viajar y las condiciones en las que se puede hacer.

Viajes en avión

A la hora de coger un avión, es importante tener el certificado de que se está en hemodiálisis, ya que se tendrá que llevar la medicación adecuada para ello. 

Nuestra especialista también recomienda llevar el mismo informe médico que se puede presentar en el servicio donde se va a realizar el tratamiento, para que no haya problemas con la medicación. En alguna aduana, también pueden pedir estos certificados, con lo cual es mejor llevarlos. 

Si se viaja a determinados países, no está de más llevar el certificado de que se está en hemodiálisis y el informe médico traducidos, normalmente al inglés. Aunque no es lo habitual, sí que puede ser de utilidad en ciertas zonas. 

Cruceros

Los cruceros son una opción elegida por muchas personas para pasar sus vacaciones. La Dra. Pilar Royo recuerda que hasta hace poco había cruceros para pacientes en hemodiálisis, donde se hacía la hemodiálisis en el crucero.

Era una opción muy atractiva para las personas que necesitan hemodiálisis, ya que podían hacer sus visitas normales y luego se hacían sus diálisis en el crucero sin ningún problema. De esta forma, los pacientes se podían desplazar de un lugar a otro sin preocuparse por dónde podrían recibir su tratamiento. Es una opción adecuada para asegurarse de que se puede recibir la diálisis durante su periodo vacacional en el mismo lugar en diferentes países. 

Planificar las sesiones

Otro aspecto a tener en cuenta es si se puede emprender un viaje nada más terminar la hemodiálisis. A este respecto, nuestra nefróloga señala que “depende de cada persona, porque hay pacientes que sí toleran bien la diálisis, mientras que otros necesitan un periodo para la normalización de su vida. Es una cuestión que no tiene que decidir el médico, cada paciente sabe cómo termina la diálisis y en qué condiciones. En estos casos, es el sentido común el que debe guiar para sabe si se está o no en condiciones de iniciar un viaje”

La especialista recomienda regresar un día antes a la sesión de hemodiálisis, aunque se ha encontrado con muchas personas que como dice “apuran hasta el último momento sus vacaciones”.

Botiquín vacacional

Con respecto al botiquín básico que tiene que llevar una persona con diálisis a la hora de viajar, la especialista destaca que debe incluir su medicación habitual, ya que su hemodiálisis la va a realizar en un hospital, donde recibirá el tratamiento completo. Solo tiene que llevar su tratamiento domiciliario, con sus medicamentos como cualquier otra persona que tenga una patología en concreto. 

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos