El Hospital de Manises pone en marcha un ensayo clínico con pacientes para el tratamiento de la retinosis pigmentaria

  • Junto con el centro sanitario, en el proyecto participa el Centro de Investigación Príncipe Felipe y la Asociación de Afectados por Distrofias Hereditarias de Retina de la Comunidad Valenciana

 

  • En el ensayo participan 30 pacientes y permitirá evaluar la seguridad y eficacia de la administración intravítrea de Adalimumab en pacientes de Retinosis para frenar la patología.

 

  • El Dr. David Salom destaca la novedad de este nuevo tratamiento en fase de prueba ya que busca “aliviar la inflamación de la retina que caracteriza a esta patología hereditaria”

En el Día de la Retinosis Pigmentaria, el Hospital de Manises, junto con el Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) y la Asociación de Afectados por Distrofias Hereditarias de Retina de la Comunidad Valenciana, presentan el arranque de un ensayo clínico pacientes y que abre una puerta al tratamiento de esta enfermedad genética. En este estudio participan un total de 30 pacientes, “tiene como objetivo lograr el control de la inflamación crónica asociada que padecen las personas con esta patología”, explica el Dr. David Salom, jefe de Servicio Oftalmología del centro sanitario.

Entre las novedades de este estudio, el Dr. Salom destaca que “es importante poner el foco en que el tratamiento experimental que se va a aplicar a los pacientes “alivie la inflamación de la retina que caracteriza a esta patología hereditaria, mejorando así su calidad de vida”. “Nos encontramos en una fase de evaluación de la seguridad y eficacia de la administración de este tratamiento que hasta ahora no había sido testado en personas. Por ello, nos encontramos en una fase del ensayo de vital importancia ya que puede suponer un paso adelante en el tratamiento de esta enfermedad”, explica el oftalmólogo del Hospital de Manises.

Cada una de las instituciones que participan del ensayo clínico, han participado de manera esencial en el proyecto. El CIPF y la Dra. Regina Rodrigo lideró la fase experimental necesaria para su puesta en marcha y administración a pacientes. Por su parte, el Área de Oftalmología del Hospital de Manises asumirá la parte clínica y de seguimiento de los pacientes durante la administración intravítrea de Adalimumab. Por último, la Asociación de Retinosis Pigmentaria, ha puesto al servicio de la investigación a los pacientes asociados dispuestos a participar del estudio de manera activa y que cumplan los criterios de inclusión. “Uno de nuestros principales objetivos como asociación aglutinadora de pacientes con este tipo de patologías es servir de puente entre ellos y las instituciones investigadoras”, explica Almudena Amaya presidenta de la Asociación.

Por su parte, la Dra. Regina Rodrigo, investigadora principal del CIPF recuerda que “la retinosis pigmentaria se considera una enfermedad rara y es la principal causa genética de ceguera en los países desarrollados. Invertir en enfermedades minoritarias es necesario para poder desarrollar nuevos tratamientos y terapias que mejoren la calidad de vida de las personas que las padecen”, explica.

Eventos relacionados