El Hospital de Manises realiza más de 2.000 cirugías de cataratas al año

El tiempo de espera quirúrgica para operarse es de 18 días frente a los 106 de media de otros hospitales públicos de la Comunidad Valenciana. El servicio de Oftalmología realiza la cirugía de las cataratas mediante la técnica de facoemulsificación con implante de lente intraocular, una intervención que no requiere ingreso y permite la rápida recuperación del paciente. El área de Oftalmología realiza también cirugía de casos complejos de retina y el implante de anillos intracorneales, una novedosa técnica que evita el trasplante de córnea en pacientes con queratocono.

El Hospital de Manises realiza más de 2.000 cirugías de cataratas al año, una operación cada vez más demandada debido al aumento de pacientes con esta patología. El uso de una técnica innovadora mínimamente invasiva y un tiempo de espera quirúrgica de 18 días han permitido que el Departamento de Salud de Manises haya superado las 22.000 intervenciones en los diez años del centro hospitalario. La opacificación del cristalino (lente natural del ojo), también conocido como cataratas, es un signo del envejecimiento que sucede en todos nosotros siendo más prevalente a partir de los 65 años, lo que las convierte en uno de los problemas de salud más frecuente en nuestra sociedad.  Se calcula que en 2020 vivirán en la Comunitat Valenciana alrededor de un millón de personas con más de 65 años, lo que aumentará la prevalencia de enfermedades oculares asociadas a la edad como son las cataratas.

Pero las cataratas no es la única enfermedad que afecta al ojo, según explica el doctor David Salom, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Manises, “Es recomendable que las personas mayores de 65 años se realicen exámenes oculares periódicamente. Además, las personas que tengan enfermedades como la diabetes tienen que realizar un chequeo oftalmológico completo anualmente para poder realizar el diagnóstico precoz de determinadas complicaciones oftalmológicas asociadas a esta enfermedad”. Las enfermedades oculares que precisan un diagnóstico precoz y por lo tanto el inicio de tratamiento a partir de los 65 años son la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), el glaucoma, y especialmente las cataratas.

Como consecuencia de  las cataratas la visión se vuelve borrosa, turbia o débil. Las cosas no se ven tan brillantes como habitualmente y muchas personas lo describen como “mirar a través de un cristal empañado”. El único tratamiento existente para resolver la alteración visual que generan es quirúrgico. El Hospital de Manises utiliza la técnica de la facoemulsificación. “Se trata de una intervención ambulatoria, normalmente se opera primero el ojo en el que el paciente tiene peor visión y tras unos dos meses se opera el otro. La recuperación de la visión es rápida y la mayoría de los pacientes ven perfectamente tras 2 o 3 días”, afirma el doctor David Salom. Y es que la intervención se realiza a través de una incisión de apenas 2 mm realizando simultáneamente la emulsificación y aspiración del cristalino e introducción de una lente intraocular. Así, se han beneficiado de esta operación más de 2000 pacientes al año

 El Departamento de Salud de Manises cuenta con un equipo multidisciplinar altamente cualificado para la detección y tratamiento de enfermedades que afecten al ojo. Desde el seguimiento en Atención Primaria para la detección de patologías como las cataratas, a los especialistas en cirugía del servicio de oftalmología del Hospital. De hecho, el tiempo de espera quirúrgica para operarse en este servicio es de 18 días frente a los 106 de la media de los hospitales públicos de la Comunitat Valenciana.

Un servicio innovador

El Departamento de Salud de Manises, en su objetivo por mejorar la calidad asistencial de sus pacientes, ha adoptado una novedosa cirugía destinada al tratamiento del queratocono. Esta enfermedad, que afecta a la córnea y es la principal causa de trasplante en jóvenes. El servicio de oftalmología del Hospital de Manises ha adoptado la cirugía de anillos intracorneales, una novedosa técnica destinada no solo a corregir los síntomas de la afección, sino también a disminuir el riesgo de un futuro trasplante corneal, un procedimiento más arriesgado e invasivo. Esta cirugía consiste en una intervención ambulatoria que se realiza mediante láser de femtosegundo, implantando segmentos semicirculares en el interior de la córnea que corrigen la deformación causada por el queratocono u otras patologías similares.

El Servicio de Oftalmología es también un referente en nuestra Comunidad en el tratamiento quirúrgico de patología compleja de retina incorporando los últimos avances tecnológicos para la realización de vitrectomías y otras técnicas quirúrgicas asociadas a estos casos complejos.

Eventos relacionados