Más de 300 mujeres se suman al parto natural en el Hospital de Manises

La demanda de parto natural en la Casa de Partos del centro ha pasado de un 4,2% en el 2014 hasta un 6,5% en el 2016. La Casa de Partos atiende gestaciones de bajo riesgo en un espacio más familiar que el habitual en un centro hospitalario. La edad media de las usuarias es de 31 años y el 98% de las mujeres que emplearon este servicio no necesitaron episiotomía.

Desde que se inaugurara en junio de 2014, han sido ya más de 300 las madres que han pasado por la Casa de Partos del Hospital de Manises, unas instalaciones pensadas para que las mujeres que desean tener un parto natural puedan hacerlo en un entorno con un aspecto más familiar y acogedor, alejadas de la fría apariencia de un hospital. “En este espacio utilizamos métodos analgésicos alternativos: desde la dilatación en el agua, a la tradicional pelota para movimientos pélvicos o las lazadas disponibles en la sala”, explica el doctor Fernando Gil, jefe de servicio de Ginecología y Obstetricia.

Desde que sus inicios, la demanda ha pasado del 4,2% en ese mismo año, hasta un 6,5% en el 2016. “Cada vez son más las mamás que nos piden dar a luz allí. Este aumento nos demuestra que hay una tendencia creciente a utilizar métodos no tan medicalizados en los que además se tenga en cuenta a las mujeres como auténticas protagonistas por su capacidad de decidir cómo quieren vivir la experiencia del parto”.

Y es que dar a luz de manera natural puede tener numerosos beneficios, ya que según datos de los especialistas del Hospital de Manises, más del 90% de las mamás que utilizaron este método no precisaron episiotomía (incisión que se practica en el periné de la mujer, con el fin de evitar un desgarro de los tejidos durante el parto y facilitar la expulsión del bebé). También es menor el número de partos que acaban convirtiéndose en cesáreas por complicaciones surgidas en el proceso, pues sólo 2% de las mujeres que optaron por parto natural en este centro acabaron  teniendo una cesárea.

De hecho, en el 90% de los casos el parto se inició y concluyó de manera espontánea sin necesidad de intervención médica, es lo que se conoce como parto normal o parto eutócico. Se trata de un tipo de parto, en el que el feto se encuentra en posición fetal cefálica y flexionada, y su salida es vaginal.

“En el Hospital de Manises siempre hemos apostado por ofrecer  a las mujeres la modalidad de parto que desean, desde los partos con epidural a los partos naturales. Si bien es cierto que la mayor parte de las mujeres sigue prefiriendo la epidural, hay una tendencia al alza en las mujeres que optan por partos naturales. En Manises esta opción es posible tanto en la Casa de Partos como en las salas de dilatación individuales con las que contamos, donde también se puede tener un parto natural si la Casa de Partos no está disponible”

Los datos del centro demuestran que el perfil de las mamás que acuden allí para dar a luz siguiendo esta fórmula más natural, responde a una mujer de unos 31 años. Predominan las madres primerizas en un 58% de los casos. Además, según las encuestas de satisfacción que realiza el centro, las mujeres que acuden a la Casa de Partos puntúan con un 9,5 el servicio, pues reconocen estar satisfechas con el trabajo realizado por los profesionales y el trato ofrecido.

No obstante hay que tener en cuenta que no todas las mujeres pueden dar a luz en la Casa de Partos. Existen una serie de contraindicaciones pensadas para priorizar la seguridad de la madre y de su hijo, por lo que, si el parto presenta ciertos riesgos por tratarse de una mujer con hipertensión, diabetes, anemia severa, hipertiroidismo o alguna enfermedad vascular, entre otras, los especialistas informarán a la madre de que no es una opción viable.

Más sobre la Casa de Partos

El concepto de libertad de movimientos de la mujer y su protagonismo en cada minuto es una de las principales prioridades que tiene la Casa de Partos del Hospital de Manises. De hecho, algunas de las novedades que se aportan es que la madre podrá elegir la posición en la que quiere dar a luz disponiendo de más fórmulas que en otras salas de dilatación del centro, pues la estancia dispone de bañera para dilatación en el agua o de lazadas para dar a luz de pie.

El seguimiento durante los meses previos al parto, será igual que en el resto de embarazadas, se le realizarán las mismas visitas al ginecólogo según el protocolo del Hospital. Durante este tiempo, la madre podrá pedir que el parto se realice en la Casa de Partos y, en el caso de que no haya ningún problema, se anotarán sus preferencias en el historial médico. Una vez llegue el momento de ingresar, accederá por urgencias y se le realizará una valoración clínica para descartar contraindicaciones. En el caso de que todo esté correcto y la Casa de Partos esté libre, la mamá irá a dar a luz allí. Si la instalación esté ocupada en ese momento, podrá dar a luz siguiendo su plan de parto natural en una de las otras salas de dilatación individuales disponibles también equipadas para ello, aunque sin algunos recursos extra como la bañera.

Eventos relacionados

Ginecología y Obstetricia en el Hospital de Manises

Saber más

Contacta con nuestros especialistas del Área de Ginecología y Obstetricia

Contactar