Mujer

Beneficios físicos y emocionales de la lactancia materna

La OMS recomienda la lactancia exclusiva materna durante los primeros 6 meses de vida sin ningún otro alimento ni bebida, ni siquiera agua. A los 6 meses se debe iniciar la alimentación complementaria ( purés de frutas, verduras…) y seguir con la lactancia materna hasta los 2 años o más.

La lactancia materna debe comenzar antes de la primera hora de vida y el amamantamiento debe hacerse “a demanda”. Si la madre y el bebe están sanos , independientemente del tipo de parto que hayan tenido, es importante que el recién nacido sea colocado encima de su madre en estrecho contacto piel con piel y así se iniciará una buena instauración de la lactancia.

Beneficios de la lactancia materna

La lactancia materna tiene innumerables beneficios para el bebé y también para la madre. Tal y como explica Eva Zornoza Hernández, matrona del Hospital de Manises, entre los beneficios de la lactancia para la madre se encuentran los siguientes:

  • Favorece la contracción uterina.
  • Disminuye las hemorragias.
  • Hay un menor riesgo cardiovascular y diabetes por la menor exposición a los estrógenos.
  • Disminuye la anemia ferropénica.
  • Protege frente al cáncer de mama y ovario.
  • Agiliza la recuperación del peso corporal de la mamá.

Beneficios emocionales de la lactancia materna para la madre

Pero además de los beneficios para la salud física de la madre, la lactancia materna también aporta beneficios emocionales que son de gran importancia.

  • Favorece el vínculo con el bebé.
  • Disminuye el estrés asociado a la lactancia.
  • Reduce la presión arterial por la liberación hormonal de endorfinas.
  • Menor tasa de depresión posparto gracias a la oxitocina.

Beneficios de la lactancia materna para el bebé

  • Disminuye la mortalidad infantil. Los datos disponibles indican que hasta 14 veces más que un bebe que no ha recibido lactancia materna en los primeros 6 meses.
  • Protege frente a enfermedades infecciosas.
  • Evita el estreñimiento.
  • Disminuye el riesgo de obesidad infantil, y también cuando el niño llega a adulto.
  • Es un factor protector frente a la muerte súbita.
  • Favorece el vínculo con la madre.
  • Disminuye el llanto.

Eva Zornoza insiste en que el vínculo madre-hijo debe establecerse nada más nacer el bebé, siempre y cuando no necesite reanimación. El vínculo entre madre e hijo se mantiene mediante el contacto precoz de piel con piel desde el nacimiento hasta al menos los primeros 90 minutos, ya que “lo que no es urgente puede esperar”, asegura nuestra matrona.

Y es que los primeros momentos de vida del bebé son fundamentales, puesto que a través de su olfato reconocen a su madre, y siente seguridad y confort cuando están sobre la piel de su mamá. Además, es el momento clave para que regulen sus funciones vitales, como temperatura, respiración, frecuencia cardiaca…

Empezar con la lactancia

Todo este proceso de contacto del bebé con la mamá es de gran ayuda a la hora de iniciar la lactancia. Es importante comenzar la lactancia lo antes posible; mejor si es durante la primera hora de vida. Hay que tener en cuenta, tal y como relata nuestra matrona, que la subida de leche materna se da entre 30h-72h del nacimiento y es importante que no haya interferencias con pruebas complementarias que pueden esperar. Además, se debe ofrecer el pecho todo el tiempo y saber que no hay reloj.

Por otra parte, para mantener el contacto piel con piel es importante contar con un entorno familiar favorecedor. Para evitar la ansiedad de las madres lactantes, hay que mantener cuidada a la madre, así ella podrá alimentar y cuidar del bebe sin problema.

Apoyo y acompañamiento

Los profesionales sanitarios pueden ofrecer a la madre un apoyo respetuoso y un acompañamiento profesional. En algunos casos, los talleres de lactancia pueden ser de utilidad para la mamá.

El acompañamiento del profesional sanitario a la madre debe centrarse en tranquilizarla, y explicarle cuáles son los signos que hacen pensar que no se está alimentando bien al bebé. Hay que hacerlo sin presiones y en un clima de confianza, para que la madre se sienta tranquila y segura a la hora de resolver sus dudas con respecto a la lactancia y la crianza de su bebé.

Decisión personal en la lactancia

“Cada mujer decide cuánto tiempo quiere intentar dar de mamar a su hijo mientras las condiciones de salud tanto física como emocional de la madre y el bebe sean óptimas”, asegura nuestra matrona, quien añade que “no debe sentir ni presión ni juicio familiar ni profesional”.

Esto es importante para garantizar el estado emocional y la lactancia. Las repercusiones emocionales que tiene la lactancia en la madre son la disminución de tasas de ansiedad y depresión, y la seguridad y confianza en sí misma que le aporta el amamantamiento de su hijo.

Bienestar de la madre

Las condiciones óptimas para manejar la lactancia materna y las emociones son el inicio precoz del piel con piel nada más nacer, ya que favorece el agarre espontáneo del bebé. “Es bueno dejar que el niño se mueva hacia el pecho y ponga en marcha los reflejos de arraigo, como son la succión del puño, lametadas y búsqueda del pezón”, indica nuestra matrona.

Eva Zornoza recuerda que amamantar es un proceso natural, instintivo donde los bebés toman la cantidad de leche que necesitan sin necesidad de medirla.

La obsesión y la ansiedad en madres lactantes viene marcada por la sociedad actual, donde se necesita tener todo controlado mediante horarios, peso, cantidad de leche que debe tomar el niño… Nuestra matrona recomienda no pesar al niño en la farmacia, ya que es mejor pesarlo en la consulta de Pediatría.

¿Existen contraindicaciones para la lactancia materna?

Son muy pocas las contraindicaciones de la lactancia materna, pero ante cualquier duda consulta a tu pediatra. Las contraindicaciones más comunes para la lactancia son:

  • Infección materna por VIH.
  • Galactosemia del recién nacido.
  • Medicación que contraindican la lactancia.
  • Consumo de drogas. No es contraindicación el consumo con metadona.

Si te ha gustado este contenido, sigue leyendo en nuestro blog más consejos sobre maternidad y lactancia.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos