Neurorrehabilitación

Los beneficios del manejo multidisciplinar de un niño con daño cerebral

En la Unidad de Neurorrehabilitación del Hospital de Manises se trata a pacientes desde 1 año de edad hasta los 12 años, pudiendo atender en un rango de edad desde pocos meses hasta los 15 años.

Dentro del daño cerebral, la patología más común con la que estamos tratando es la parálisis cerebral infantil (PCI), causada en algunos casos por microcefalias, infartos isquémicos, laucomalacias periventriculares o anoxias cerebrales y donde encontramos secuelas como la hemiplejia, diplejia o tetraplejia con variaciones de tono desde la hipertonía hasta la hipotonía.

Al ser un equipo multidisciplinar, este abordaje ayuda a los pequeños a mejorar la atención y potenciar una total conexión entre el equipo médico y el terapéutico. Se hace un seguimiento constante por parte de la médico rehabilitadora y la neuropediatra, que además realizan las revisiones en las instalaciones del propio centro, lo que ofrece un entorno conocido para los pequeños.

El niño comienza su tratamiento en la unidad tras ser valorado por la médico rehabilitadora, que es la que determinará las terapias a las cuales el niño acudirá según sus necesidades. Tras ser valorado por las diferentes áreas, se ponen en común el objetivo general y los objetivos específicos, que serán reevaluados con una periodicidad de 6 meses.

Las nuevas tecnologías tienen un papel en dicho tratamiento, siempre que estén disponibles e integrados en su vida diaria. Estas tecnologías permiten realizar actividades de diversa índole, como cocina, ciencias y aprendizaje participativo, que promoverán habilidades cada vez superiores y más próximas a una plena inclusión social y a la ejecución de actividades básicas de la vida diaria.

De esta forma, se pueden fomentar las destrezas manipulativas, las habilidades viso-perceptivas, las funciones ejecutivas… Todo para maximizar las capacidades del niño con daño cerebral.

Por eso, en la Unidad de Neurorrehabilitación se trabaja con tablets, en las que se incluyen juegos para el entrenamiento de las habilidades en las cuales cada uno de los niños presenta mayor dificultad.

Tal y como explican nuestras especialistas, dependiendo del dispositivo con el que el niño cuente se pautan las recomendaciones necesarias para que se haga un buen uso de las tecnologías.

También advierten que una de las principales contraindicaciones se da sobre todo con el uso de tablets o smatphones que se destinan al juego, ya que su uso continuado puede provocar alteraciones o consecuencias graves, como crisis epilépticas, en niños con predisposición.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos