Maternidad

Pautas básicas para curar el cordón umbilical del recién nacido

El cordón umbilical es la estructura que une al bebé con la placenta de su madre durante la gestación. Tal y como explica Meri Poveda, matrona del Centro de Salud de Mislata, durante la gestación, el cordón umbilical es la vía por la que el bebé va a obtener todo el alimento y el oxígeno que necesita para desarrollarse adecuadamente mientras se encuentra en la barriga de su madre. 

Una vez nace el bebé, el cordón umbilical se pinza y se corta. En ese momento es importante empezar con los cuidados del cordón umbilical del bebé para que cicatrice correctamente. 

Según explica nuestra especialista, “debemos curarlo lavándolo con agua y jabón para que no se infecte. Se debe mantener limpio y seco en todo momento”. 

Hasta no hace mucho, se recomendaba también el uso de algunos antisépticos pero, teniendo en cuenta los últimos estudios se ha visto que, en la mayoría de los casos el uso de agua y jabón sería suficiente para mantener en buen estado el cordón umbilical del recién nacido.

A continuación te explicamos cómo se deben hacer las curas para evitar posibles infecciones y en qué situaciones sería necesario acudir a la consulta. 

Curas diarias

Las curas del cordón umbilical del bebé se deben hacer dos o tres veces al día, siempre secándolo bien con una gasa estéril.

Eso sí, antes de proceder a la limpieza del cordón umbilical, la persona que lo haga debe tener en cuenta las medidas de higiene básicas, como el lavado de manos justo antes de realizar la cura.

Otro consejo que nos ofrece nuestra matrona es dejar el pañal justo por debajo del cordón umbilical para que esté al aire lo máximo posible y favorecer que se mantenga seco.

¿Cuándo sería necesario acudir a la consulta?

Generalmente, la cura del cordón umbilical no suele presentar ninguna complicación. Sin embargo, siempre existe un cierto riesgo que puede hacer que el ombligo no llegue a cicatrizar correctamente. Meri Poveda destaca cinco situaciones con las que sería necesario contactar con la matrona o acudir al pediatra, ya que pueden aparecer complicaciones.

Estas situaciones son:  

  • Sangrado por la zona del cordón umbilical/ombligo.
  • Secreción que puede ser maloliente.
  • Inflamación alrededor del cordón/ombligo.
  • Enrojecimiento de la zona.
  • Retraso en la caída del cordón.

Lo normal es que el cordón se caiga entre el día 5 y 15 de vida del bebé. “Si el cordón umbilical no se cae pasados los 15 días, sería interesante que lo comentarais con la matrona o en la revisión del pediatra”, indica nuestra matrona.

 

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos