Rodilla

Cuidar tus rodillas

Sabes cómo cuidar tus rodillas

Las rodillas son unas articulaciones que se lesionan no solo en los deportistas de élite. Las personas que practican ejercicio también tienen que cuidarlas y mimarlas para evitar la aparición de lesiones. Los deportes con mayor riesgo para la rodilla son los que incluyen ejercicios no controlables. Todos los deportes en equipo, con balones, combates de artes marciales o los que incluyan saltos e impactos de alta energía son propensos a generar lesiones de la rodilla. Los ejemplos clásicos son el futbol, el judo y el tenis.

Según explica el Dr. Marco Strauch Leira, jefe de nuestro Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología, las principales lesiones de rodilla en personas que practican el deporte son las lesiones de menisco y ligamentos. Un giro traumático o una torcedura aterrizando mal tras un salto pueden causar movimientos dentro de la articulación que causen una lesión a estas estructuras.

Los problemas que pueda causar el deporte en la rodilla dependen mucho del deporte que se practique. Los de fondo sin movimientos bruscos, como el running o el ciclismo, no suelen causar lesiones agudas. Estos deportes pueden acentuar lesiones degenerativas con los años de ejercicio. Los deportes de alto impacto y riesgo de traumatismos directos sí pueden causar traumatismos graves con lesiones importantes de la rodilla.

Recomendaciones

A la hora de poder prevenir esas lesiones, el traumatólogo de nuestro hospital ofrece una serie de recomendaciones, comentando que las lesiones no agudas se pueden prevenir cuidando algunos factores de importancia para la rodilla. En el running, por ejemplo, se puede elegir un calzado adecuado a la necesidad del pie. “Cada deporte tiene su calzado adecuado. El running es quizás donde más se tiene este factor en cuenta. Si el corredor nota molestias durante o tras el entrenamiento puede estar indicado hacer un análisis de la pisada para descartar patologías. Si estas se detectan, puede ser necesario la utilización de un calzado que compense una inestabilidad del tobillo. En otras ocasiones, un pie con problemas de puente puede requerir una plantilla para poder realizar el deporte.

Las lesiones en los deportes de alto impacto son difíciles de prevenir, ya que estas dependen en muchos casos de posibles oponentes. Una condición física excelente, un entrenamiento adicional de propiocepción y estabilidad pueden ayudar a prevenir estas lesiones.

Calentamiento

Calentar antes de iniciar la práctica deportiva ayuda. Todos los deportes tienen maniobras de calentamiento generales y específicas. Normalmente, estas son conocidas por los deportistas y, sobre todo, por los entrenadores. La gran mayoría de estas lesiones ocurren en la fase de cansancio o fatiga cuando el deportista pierde la concentración y sus posibilidades de compensación. La famosa torcedura de rodilla suele ocurrir al final y no al comienzo del partido. Al comienzo del partido suelen producirse lesiones de músculos y/o tendones por falta de calentamiento.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos