Maternidad

Lactancia en madres fumadoras, ¿qué consecuencias tiene para el bebé?

¿Qué consecuencias puede tener el tabaco para los lactantes? Magdalena y Marta, matronas del Hospital de Manises, explican que el tabaco se considera de riesgo alto para la lactancia, poco seguro según la clasificación de e-lactancia.org.

Si bien se deben valorar todos los datos e individualizar las recomendaciones según las circunstancias de la mujer, el recién nacido y su entorno, “todos los riesgos asociados a recién nacidos de madres fumadoras son mayores si son alimentados con leche artificial, ya que la lactancia materna minimiza los riesgos originados por la exposición al tabaco”, apuntan las matronas.

Si una madre fumadora que desea dar lactancia materna no puede o no quiere dejar de fumar, es preferible que trate de fumar menos y que no fume dentro de casa, pero sobre todo que no desista de su deseo de amamantar y continúe dando pecho.

La nicotina, ¿pasa a la leche materna?

En la leche de mujeres fumadoras hay mayores niveles de nicotina, cadmio, mercurio y otros metales pesados, y menores niveles de proteínas, vitaminas A, C y E y otros antioxidantes. Está comprobado que la nicotina pasa a la leche materna, pero no en niveles que puedan ser tóxicos para el bebé.

Según nuestras matronas, lo más perjudicial es el humo que respira el lactante, que le ocasiona mayor predisposición a sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante y a padecer infecciones respiratorias, asma y otitis.

¿Cuánto tiempo debe pasar desde que la madre fuma un cigarro hasta que puede dar el pecho?

Si una madre no puede dejar de fumar, es preferible que trate de fumar lo menos posible y que no fume dentro de casa. Hay menos paso de nicotina si espera a amamantar unas 2 horas tras el último cigarrillo.

El mayor riesgo que puede aparecer en los bebés amamantados por madres fumadoras es el de muerte súbita del lactante, desarrollo de obesidad futura y una menor talla.

Asimismo, los bebés criados en ambientes con humo de tabaco tienen más riesgo de:

  • Padecer más infecciones respiratorias.
  • Más episodios de asma,
  • Más hospitalizaciones por estos motivos.

Esto se debe, no a la nicotina que pasa a la leche materna, sino a la inhalación de partículas del humo de la combustión del tabaco.

Por el efecto estimulante de la nicotina, los hijos de madres fumadoras pueden tener dificultades para conciliar el sueño, por lo que si la madre fuma debe evitar hacerlo en las horas que preceden a la hora habitual de su siesta o la de su sueño nocturno.

El tabaco, ¿influye en la calidad de la leche?

El tabaquismo materno aumenta el riesgo de no iniciar la lactancia materna y de menor duración de lactancia. Fumar puede producir disminución de la producción de leche y alteración del patrón lipídico.

“Los esfuerzos sanitarios para abandonar el hábito de fumar deben ser mayores en las madres de lactantes. La lactancia es una buena ocasión para mejorar aún más la salud, abandonando un hábito insano y muy perjudicial para la propia salud y para la de las personas del entorno”, detallan Magdalena y Marta

Si no hay otras indicaciones médicas, el hábito tabáquico no es motivo para suplementar la lactancia materna con lactancia mixta.

Parches y otros sustitutos de la nicotina

La nicotina como terapia de reemplazo (parches, chicles, nebulizador) se considera una alternativa segura, compatible y que supone un riesgo mínimo para la lactancia y el lactante. Tal y como comenta nuestra especialista, se recomienda consumir la mínima dosis que resulte eficaz para el control de la deshabituación y esperar ente 2 y 3 horas tras la toma de un chicle de nicotina antes de volver a amamantar.

Los niveles de nicotina en plasma de la madre (y por tanto en leche) pueden ser similares a los alcanzados fumando tabaco si se utilizan parches de alta concentración de nicotina. Se recomienda utilizar los parches con la menor dosis de nicotina que resulte eficaz para el control de la deshabituación. Conviene quitar el parche durante el sueño nocturno.

Una de las cosas que no recomienda nuestra especialista es el colecho de madres fumadoras, ya que es preferible no compartir cama con el bebé si se consume tabaco.

Recomendaciones para madres fumadoras

Nuestras matronas insiste en que cuando una mujer embarazada acude a la consulta de la matrona o del ginecólogo, o a una consulta preconcepcional si está buscando un embarazo, debe ser informada de los riesgos que conlleva fumar durante la gestación y la lactancia, animándole a que abandone por completo el consumo de tabaco.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos