Autismo

Cómo hacer que los niños con TEA se sientan cómodos en el hospital

El objetivo del ‘Programa de adaptación al hospital de los niños con trastornos del espectro autista (TEA)’ tiene como finalidad la desensibilización y anticipación de los pasos a seguir en una consulta médica, disminuir la ansiedad de niños y padres, obtener resultados más fiables en las pruebas y tener una figura de referencia en cada especialidad médica.

Para alcanzar estos objetivos se promueve la formación del profesional en la forma de relacionarse y actuar con los pacientes con TEA, la colaboración entre especialistas para evitar la repetición de las pruebas, y ofrecer así más tranquilidad a la familia, según explican los especialistas de la Unidad de Neurorrehabilitación Infantil del Hospital de Manises.

Así, el proceso se lleva a cabo siguiendo estos pasos:

  • Contacto con los servicios. Detección de los pasos en la consulta.
  • Designación de persona de referencia.
  • Realizar fotos del servicio.
  • Diseño inicial del panel.
  • Revisión del panel junto con el equipo de profesionales.
  • Impresión.
  • Implantación.

La mayoría de los niños que acuden a urgencias no saben qué es lo que va a suceder, y en ocasiones han vivido experiencias negativas generando ansiedad e inquietud. En el caso de los niños con TEA, esa ansiedad y angustia aumentan por los problemas de comprensión que presentan. Además, el perfil de inflexibilidad cognitiva, dificultades de expresión y mantenimiento de conductas hace que el niño se desorganice y aparezcan conductas desajustadas en las visitas y pruebas médicas.

Y es que el entorno hospitalario es un lugar donde suele haber mucho ruido, gente hablando en voz alta, cambios de luminosidad y movimiento. Especialmente los niños con TEA pueden percibir de manera desproporcionada esos estímulos, llegando a ser molestos y agresivos, por lo que el niño se mostrará más nervioso e inquieto. Si a esto se le añade la dificultad para entender lo que está pasando y el rechazo a la palpación auscultación en alguna parte de su cuerpo, la situación puede llegar a ser muy traumática.

Para paliar esto, el soporte vital es importante para conseguir la adaptación. Los resultados obtenidos hasta el momento son positivos, ya que se favorecen aspectos de colaboración, reducción de conductas desajustadas, y disminución de la ansiedad y anticipación negativa por parte de los familiares. No solo la coordinación con los profesionales médicos es mucho más fluida, lo que favorece la coordinación del caso, sino que también el conocimiento y sensibilización del médico ante el niño es mejor. Con la intención de adaptar el entorno hospitalario a los niños con TEA, se pretende que este programa ayude también a los niños de desarrollo normal, ante los cuales las consultas al médico también generan cierto malestar.

Trabajo previo a la consulta

Es importante saber cuándo el niño va a tener la consulta médica para poder trabajarla con antelación. El procedimiento que se lleva a cabo desde la Unidad de Neurorrehabilitación Infantil consta de diferentes pasos acordados con el personal terapéutico y los distintos especialistas médicos responsables:

  • Realizar situaciones de juego en la unidad (juegos con muñecos y elementos propios de la visita médica).
  • Desensibilización progresiva (tolerancia ante jeringas, esparadrapos, gafas).
  • Explicación de los pasos con ayuda de historias sociales.
  • Role playing de la prueba médica.
  • Acompañamiento en los casos en los que fuera necesario.

Los cuatro primeros pasos se realizan en el contexto de la Unidad, donde el niño se siente más familiarizado y cómodo, y se lleva a cabo el paso final cuando esté preparado y se muestre colaborador durante lo practicado en la sesión. La última fase se realiza acudiendo al centro donde se realiza la prueba, es decir, al Hospital de Manises o al Centro de Especialidades de Mislata.

Desde la Unidad de Neurorrehabilitación Infantil insisten en que la familia tiene siempre una papel fundamental en la implementación del programa, ya que son los que informan al equipo cuando el niño tiene la prueba médica, son los principales acompañantes y pueden trabajar desde casa la desensibilización del proceso.

Publicaciones similares

Deja un comentario