Maternidad

Disfruta de una vida sana durante el embarazo

Son muchas las dudas sobre alimentación que se plantea una mujer cuando empieza su embarazo. ¿Qué se puede comer? ¿Qué es lo que hay que dejar a un lado? ¿Qué es lo que más engorda? Estas son algunas de las preguntas que se hacen muchas futuras mamás. Si este es tu caso, la Dra. María Llanos Gómez Tébar, del Servicio de Ginecología de nuestro hospital, te ofrece una serie de recomendaciones generales.

  • Reducir el consumo de azúcares libres. Son los azúcares que se añaden a los alimentos y los que están presentes de forma natural en la miel, jarabes y zumos de frutas. Es recomendable leer las etiquetas de estos productos para ver la cantidad de azucares añadidos que contienen.
  • Pan. Para que el pan sea realmente integral debe contener al menos un 75% de harina integral.

nutricion-embarazadas-pan-integral

  • Alimentos con índice glucémico bajo. Los alimentos que se consideran con índice glucémico bajo son los que no llegan a 54. Las frutas que se incluyen dentro de este grupo son las uvas, fresas, cerezas, grosella, mora, mandarinas, fruta de la pasión, peras, granada, ciruelas, albaricoques, naranjas, manzana, higos, nectarina, coco, melocotón, mango y piña. Como ves, son más de 15, tienes donde elegir. Si tienes alguna duda, puedes consultar el índice glucémico en la web de la Fundación para la Diabetes.
  • Agua. Beber agua es la mejor opción para tener una buena hidratación. Si te resulta aburrido beber solo agua, puedes añadirle unas rodajas de limón, naranja o pepino. Eso sí, lava muy bien primero la fruta antes de cortarla y añadirla.
  • Evita endulzar los alimentos. ¿Has probado no añadir azúcar a ciertos alimentos? Puedes acostúmbrate a su sabor, pero si necesitas un poco más de dulzor, puedes añadir canela o poner un poco de fruta al yogur. Para las infusiones puedes utilizar el aspartamo, que no está contraindicado en el embarazo.

embarazadas evitar azúcar

  • Fiambre. A la hora de ir al supermercado tienes que fijarte muy bien en las etiquetas, ya que muchos de los productos que se venden como fiambre tienen un contenido variado. Lo recomendable en estos casos es la pechuga de pavo y el jamón de york. Elige aquellas marcas que contengan más de un 70% de carne.
  • Haz ejercicio. Lo habrás oído una y mil veces, ¡muévete! Te viene bien a ti y a tu bebé. La práctica habitual de ejercicio te ayuda a controlar mejor la glucemia, a mantener bien tu peso y a sentirte más activa. Tienes muchas opciones: caminar al aire libre (ideal para absorber la vitamina D), nadar o hacer ejercicios en la piscina, pilates o yoga para embarazadas.

 

Maternidad Hospital Manises

Publicaciones similares

Deja un comentario