Enfermedad inflamatoria intestinal

Pautas para la cirugía en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal.

Al plantearse una cirugía en los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, hay que tener una serie de consideraciones por las características que presentan.

En el periodo previo a la intervención hay que intentar que el paciente alcance un estado de salud óptimo. Para lograrlo se pueden seguir las recomendaciones que detalla el Dr. Francisco Navarro Vicente, del Servicio de Digestivo de nuestro Hospital:

 

  • Llevar un modo de vida ordenado evitando tóxicos (alcohol, tabaco y otras drogas).
  • Lograr un adecuado descanso nocturno y realizar ejercicio suave.
  • Seguir una alimentación completa, con suplementos en caso de carencias.
  • Resolver todas las dudas sobre la intervención y postoperatorio con profesionales sanitarios.

 

Antes de la cirugía también hay que valorar la anestesia. “Es imprescindible que el anestesista conozca toda la medicación que toma el paciente antes de la intervención, porque puede determinar el tipo de anestesia y porque hay ciertos medicamentos que hay que retirar o ajustar el día de la intervención o unos días antes”, comenta nuestro especialista, quien añade que “el paciente tiene que decir las intolerancias/alergias alimentarias que tiene, porque hay medicamentos que no se pueden emplear en ciertos casos”.

 

Recomendaciones

Una vez que el paciente ha salido del quirófano, durante su ingreso el equipo quirúrgico le irá comentando de forma diaria, tanto al paciente como a sus familiares/acompañantes, las pautas a seguir en cuanto a la ingesta, el reposo o deambulación, la medicación, las curas, etc.

Una vez que obtiene el alta, el paciente recibirá por escrito en el informe del alta las recomendaciones que debe seguir hasta la revisión en la consulta externa. Las pautas comunes en todos los pacientes son una dieta progresiva, reposo relativo al menos un mes, analgesia, curas diarias de la herida, retirada de grapas en su ambulatorio y prevención de la trombosis venosa profunda.

Hay que tener en cuenta que tras la intervención se van introduciendo los alimentos de forma progresiva. En el postoperatorio inmediato se comienza tolerando el agua, posteriormente los líquidos y finalmente dieta blanda. Una vez que llega a su domicilio, el paciente seguirá con dieta blanda, de fácil digestión e incluyendo progresivamente el resto de alimentos. En casos seleccionados se pautarán suplementos nutricionales.

 

Contraindicaciones

En cuanto a las contraindicaciones de la cirugía en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, el Dr. Navarro Vicente apunta que en los pacientes con enfermedad de Crohn con afectación perianal hay que valorar la posibilidad de cesárea electiva en vez de parto natural para disminuir el riesgo de lesión perineal, especialmente si la afectación perianal es grave.

Además hay que limitar a casos seleccionados el tratamiento quirúrgico de hemorroides y de las fístulas perianales mediante fistulotomía de entrada, por riesgo de incontinencia y otras complicaciones.

Publicaciones similares

Deja un comentario