Enfermedad inflamatoria intestinal

La fotoprotección es clave en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal

La fotoprotección es necesaria para cualquier persona, incluidos los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, que deben tener especial cuidado porque “hay algunas terapias que pueden plantear cierta susceptibilidad a padecer problemas relacionados con la exposición solar y, por tanto, obligar a ser más cuidadoso en el hábito de la fotoprotección”, comenta el dermatólogo de nuestro hospital, Jefe de Servicio de Dermatología del Hospital de Manises, el Dr. Alberto Alfaro.

Elegir bien el factor de protección es clave para evitar quemaduras. Nuestro dermatólogo señala que se deben utilizar factores de protección superiores al 30 y la razón es bien sencilla: “A partir del factor 30 estamos bloqueando aproximadamente el 92%-93% de la radiación solar que nos llega a la piel”.

En este sentido, la diferencia que hay entre un factor 30 y 50 es muy poco. Pero hay que tener en cuenta otros factores, como el tiempo de protección frente a la quemadura que es mayor en un 50 que en un 30. Por eso, se aconseja reaplicar el filtro cada 2 horas,  ya que el sudor, el roce con las prendas de vestir y demás factores externos hacen que la protección se vaya perdiendo.

 

Fotosensibilidad

Hay que tener en cuenta que el sol no interfiere directamente con la medicación que toman los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, pero algunos medicamentos o sus metabolitos intermedios (productos resultado del metabolismo de eliminación del medicamento)  pueden ser fotosensibles, es decir, que al interactuar con la radiación solar pueden generar reacciones de toxicidad o inflamación dando lugar a cuadros de alergia o toxicodermias.

En este contexto, el Dr. Alfaro explica que las manchas pueden salir por propio envejecimiento cutáneo derivado de la exposición solar.

Una cosa que no se puede hacer es detener el tratamiento porque se vaya a estar más expuesto al sol (playa, esquiar, senderismo), porque algunos medicamentos al suspenderse pueden perder su eficacia en el control de la enfermedad o incluso tener lo que se denomina efecto rebote, “que significa que el paciente se pone algo peor que cuando empezó a tomar la medicación con la que tenía controlados los síntomas”.

 

Prevención

La fotoprotección es necesaria para prevenir la quemadura solar, el envejecimiento cutáneo y el cáncer de piel. Sobre todo, es importante cuando se está expuesto al sol de forma habitual.

Si se olvida ponerse protección solar y el tiempo de exposición es corto, no pasa nada, “ya que nuestra piel nos protege un tiempo de la quemadura. Cada piel tiene un tiempo mínimo de exposición solar sin quemadura según su fototipo o color de la piel”.

Pero si se olvida una vez y el tiempo de exposición es largo, se puede sufrir enrojecimiento en la piel, que es lo que se conoce como quemadura. Esta situación puede empeorar si una persona se olvida frecuentemente de ponerse protección, “puesto que no estará haciendo una buena prevención de la quemadura solar, del envejecimiento cutáneo y del cáncer de piel”, concluye nuestro dermatólogo.

Publicaciones similares

Deja un comentario