Piel

Protegerse del sol para moderar el fotoenvejecimiento

Todo lo que hacemos hoy por la piel va a tener repercusión mañana; de manera que es recomendable usar la fotoprotección como herramienta para combatir el fotoenvejecimiento siempre”, señala el Dr. Alberto Alfaro, jefe del Servicio de Dermatología de nuestro hospital.

Cuando hablamos de que la piel tiene memoria, es una expresión que se aplica sobre todo al ámbito del cáncer de piel. “Quiere decir -explica nuestro dermatólogo- que las mutaciones que van ocurriendo en las células de nuestra piel por las quemaduras o la exposición crónica y que no se reparen adecuadamente por los mecanismos intrínsecos de la piel,  se van acumulando hasta que una mutación determinante genera una cascada de acciones, dando lugar a un problema de salud como puede ser el cáncer de piel”.

En el ámbito del fotoenvejecimiento una de las claves es la fotoprotección. “Si nos fijamos en nuestro cuerpo y miramos con detenimiento la piel de la cara o las manos y la comparamos con otras áreas que no exponemos con tanta frecuencia, como los glúteos (hoy día cada vez más complicada esta comparación), nos daremos cuenta de que existen muchas más arrugas y manchas en las primeras frente a las segundas”, comenta el Dr. Alfaro, quien detalla que “todo esto es debido a que la radiación ultravioleta genera una serie de cambios, tanto en los queratinocitos de la epidermis, que son las células de las capas mas superficiales de la piel, como en las fibras elásticas y de colágeno de la dermis, lo que hace que se rompan. Todo esto hace que la piel se vea manchada y más laxa”.

Aún no se sabe qué papel tienen los antioxidantes en la prevención del envejecimiento cutáneo, “está por aclarar, de manera que no se puede recomendar como algo imprescindible pero tampoco se puede no recomendar”, explica nuestro especialista.

 

Fotoprotección

El sol no solo nos da cuando uno decide tomar el sol. Hay que pensar en el estilo de vida que cada uno tiene, qué deportes practica, dónde trabaja, si vive en un chalet o una casa con zonas al aire libre… En cada caso, habría que pensar cuándo se debería usar el fotoprotector porque la exposición solar es la misma en la playa que en una terraza de una casa.

Según nuestro dermatólogo, el pelo es un protector solar natural y cuando se pierde, por las causas que sean, la piel queda expuesta y debería cuidarse del sol como el resto de la piel del cuerpo. Por supuesto que las medidas físicas como gorras o sombreros en esta parte del cuerpo son de mucha ayuda, pero a veces hay que combinarlas. Tienes que saber, tal y como cuenta el Dr. Alfaro, que “una prenda normal nos protege del 30% de la radiación ultravioleta que contacta con nuestra piel, aproximadamente. Una prenda con textil tratada con filtros solares puede protegernos de hasta un 85% de esta radiación”.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos