Alimentación

Qué esperar tras una cirugía por sobrepeso.

El objetivo principal de la cirugía para controlar el sobrepeso tiene que ser realista en cuanto al peso que se necesita perder y mantenido en el tiempo. Además, si hay enfermedades derivadas de la obesidad, poder curarlas, según explica el Dr. Pau Aragó, de la Unidad de la Obesidad y Cirugía Bariátrica de nuestro hospital.

Normalmente, el equipo multidisciplinar implicado en los casos que se atienden en esta Unidad indica que se tarda un año en conseguir ese peso objetivo. “Hacemos un año de seguimiento del caso, con pautas a seguir e indicaciones médicas, nutricionales, hábitos saludables, actividad diaria… hasta llegar a la cirugía”.

La persona que se va a someter a una cirugía para perder peso tiene que saber que con la cirugía solo no se puede adelgazar.

Nuestro cirujano explica que hay tres pilares:

  • Cirugía.
  • Aprender buenos hábitos alimenticios.
  • Ejercicio.

Estos tres aspectos son igual de importantes. “Es posible que se haga una cirugía, consigamos el peso objetivo y no sigan los otros dos pilares, pero con el tiempo, el paciente volverá al peso de inicio”, asegura el especialista, quien añade que “la cirugía no es un tratamiento definitivo”.

La obesidad es una enfermedad crónica con la que hay que convivir y que hay que tratar de forma adecuada e individual, ya que cada paciente tiene unas necesidades específicas.

Por eso, el Dr. Aragó no duda en afirmar que “la cirugía hay que mimarla. Es importante, por no decir imprescindible cumplir con las indicaciones y hábitos saludables para que sus efectos duren el mayor tiempo posible”.

La duración de los resultados depende del estilo de vida que adopte el paciente. Si no se cuida y no sigue las recomendaciones pautadas por su equipo de especialistas, volverá a la situación inicial.

Porque la adherencia a un estilo de vida saludable, junto con unos hábitos de nutrición y actividad física adecuados, son la única garantía para mantener lo que se ha logrado con la intervención quirúrgica. “Hay que salir del círculo vicioso para entrar en el círculo virtuoso: de engordo, hago poco ejercicio, como más, me deprimo, como más, dejo de hacer ejercicio, no hago ejercicio porque no me siento bien, me siento mal, no quiero… a hago ejercicio, me siento mejor mejor, como mejor, duermo mejor, me siento más optimista, mantengo una nutrición saludable…”.

Muchas personas que se van a someter a cirugía de la obesidad siguen teniendo falsas creencias en torno a este procedimiento quirúrgico. El Dr. Aragó les saca de dudas comentando las principales inquietudes:

  • Solo voy a poder comer sopas y purés. Se puede seguir una amplia y variada alimentación, pero en cantidades razonables, adecuadas al peso y actividad física que se haga.
  • El tratamiento con by-pass me va a generar diarreas o visitas al baño incontroladas. Es algo que puede suceder si no se siguen las pautas nutricionales con la cantidad determinada y los alimentos recomendados. En algunos casos específicos y puntuales puede suceder que se agrave la intolerancia a ciertos alimentos que ya tuviera el paciente.
  • Me voy a quedar sin pelo. Es habitual en mujeres y puede suceder mientras se produce la pérdida de peso tras la cirugía, pero al estabilizarse el peso, se vuelve a la situación normal.
  • Soy diabético, ¿me puedo operar? Es posible siempre que se cumplan los criterios médicos de tener diabetes tipo 2 con mal control glucémico.
Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos