Una correcta hidratación e higiene postural, claves para cuidar la voz en el trabajo

  • Especialistas del Hospital de Manises ofrecen consejos para no perder la voz en el ámbito laboral
  • Las profesiones más castigadas por patologías en las cuerdas vocales son los profesores, cantantes, actores y periodistas
  • El centro sanitario cuenta con una Unidad de Medicina de la Música en la que trabajan de manera multidisciplinar otorrinolaringólogos, rehabilitadores, así como logopedas

 

La voz es para muchos la herramienta principal de trabajo. Pero, aunque no seamos del todo conscientes, la voz es una herramienta que todos necesitamos para comunicarnos en el trabajo con nuestros compañeros, alumnos, pacientes, etc. Por ello, aunque muchos no prestan la suficiente atención, cuidar la voz debería ser una prioridad. Ante esta realidad, los especialistas de la Unidad de la Música del Hospital de Manises ofrecen algunos consejos útiles para cuidar las cuerdas vocales en el trabajo y evitar así patologías como la afonía o la disfonía.

 

Según Carmen Castillero, logopeda del Hospital de Manises, en cualquier trabajo es importante prevenir las patologías asociadas a la voz para evitar afecciones comunes como nódulos, pólipos o edemas, entre otros. Para ello, la especialista en voz explica que “es fundamental mantenerse hidratado a lo largo de toda la jornada de manera constante; además de rebajar la tensión laríngea. La sequedad en la garganta es una de las causas de afonías o disfonías en profesionales que usan con asiduidad su voz a lo largo de la jornada laboral”. En este sentido, la profesional recomienda que “se ingiera el agua de manera constante, sin grandes atracones y en sorbos pequeños pero continuados”.

 

Además, es muy común que en las zonas de trabajo que se exige cierto silencio, los profesionales opten por el susurro para comunicarse con sus compañeros. Y es que, mantenido en el tiempo, puede llegar a ser un problema para los profesionales ya que el susurro es una de las causas principales que provoca el desgaste de las cuerdas vocales. Tal y como explica Carmen Castillero, “susurrando se fuerzan los músculos de la laringe haciendo que se fuerce también la voz. Si es necesario un clima de silencio o concentración en el lugar de trabajo, es recomendable hablar a un volumen más bajo, pero sin llegar al susurro, proyectando la voz y disminuyendo el volumen”.

 

Otros aspectos relevantes en el cuidado de la voz es la higiene postural en nuestro puesto de trabajo así como mantener durante la jornada laboral unos hábitos de vida saludables. Tal y como la propia profesional explica, “es importante evitar la tensión laríngea adoptando una postura correcta en nuestro puesto de trabajo así como favorecer que el ambiente de trabajo sea relajado y distendido. Además, cabe resaltar algunos hábitos que nos ayudarán a preservar un tono de voz saludable como evitar hablar en exceso, reducir el consumo de cafeína, descansar correctamente, no fumar, evitar cambios bruscos de temperatura, evitar bebidas muy frías o calientes y no comer alimentos que favorezcan el reflujo gástrico esofágico”, concluye Castillero

 

 

Las profesiones más afectadas

 

En este sentido, según expertos del Hospital de Manises, los profesionales que más acuden al especialista por este tipo de patologías son cantantes, profesores, actores, comerciales, entrenadores físicos, teleoperadores y periodistas. Aunque son diversas las áreas profesionales vinculadas con este tipo de patologías y a diario se atiende a pacientes procedentes de todas ellas, sí es cierto que una de las áreas de mayor especialización del Hospital de Manises es la relativa a las disfonías de cantantes, y es que desde este centro se trabaja de forma multidisciplinar en el ámbito de la medicina de la música y las artes escénicas.

 

En cualquier caso, se trate del ámbito profesional que sea, la logopeda del centro sanitario afirma que, “hay ciertos síntomas que todos los que padecen esta patología suelen sufrir, como la ronquera, fatiga vocal, voz soplada o afonía”. Los especialistas indican que debería consultarse al médico siempre que una disfonía dure más de quince días, si de forma repetitiva la voz este alterada o cuando no reconozcamos la voz como nuestra. “La realidad es que no existen parámetros que establezcan lo que es una voz normal. Los motivos de consulta suelen ser muy variados y cada paciente los vive de manera diferente. Unos nos cuentan que sienten fatiga al hablar, otros se preocupan por apreciar su voz más grave, por acabar el día casi sin voz, otros por notar dolor faríngeo constante”, explica la especialista logopeda.

 

Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas

 

Más del 75% de los músicos presentan en algún momento de su carrera algún problema médico relacionado con la práctica de su actividad musical. Son problemas de salud que varían en función del instrumento utilizado. Lo que sí es común es que, si no reciben una atención especializada por parte de un equipo experto en medicina de la música, difícilmente podrán solucionar su problema, corriendo el riesgo de cronificarse o de incapacitarle para tocar su instrumento.

 

En un entorno de tradición musical la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas del Hospital de Manises se configura como un servicio único de carácter público en la Comunitat Valenciana que ofrece una atención integral a cargo de un equipo multidisciplinar de profesionales expertos en medicina de la música. Entre ellos contamos con: médicos rehabilitadores, traumatólogos, Otorrinolaringólogos, Neurólogos, Dermatólogos, Alergólogos, Fisioterapeutas, Logopedas, Psicólogos y Nutricionistas.

 

Eventos relacionados