Mujer

Cómo prevenir la plagiocefalia en el recién nacido

Dentro de las deformidades craneales del bebé, la plagiocefalia postural es la más frecuente y también la más fácil de evitar.

Consiste en el aplanamiento occipital trasero, generalmente el lado derecho. Esta producido por la aplicación constante de fuerzas de presión sobre la parte posterior del cráneo, que es muy maleable en los recién nacidos y lactantes, y suele manifestarse normalmente a partir de los 2 meses de vida.

Dependiendo de la severidad, se puede acompañar de tortícolis y de algunas alteraciones faciales: la frente del lado aplanado puede estar más abombada, el ojo del mismo lado puede estar más abierto y la oreja puede estar más adelantada si se la compara con la del otro lado.

Es importante el diagnóstico diferencial con la craneosinostosis, que es un cierre prematuro de las suturas craneales y que suele requerir tratamiento quirúrgico.

Para evitar esta deformidad, deberemos estimular la movilidad de la cabeza y evitar posiciones mantenidas durante largo tiempo. Estos son algunos consejos:

-Poner al bebé a dormir boca arriba pero intentando ladear la cabeza alternativamente a derecha e izquierda, incluso cuando vaya en cochecito.

– Cambiar la orientación del bebé en la cuna en días alternos, es decir poner la cabeza hoy donde ayer estaban los pies.

– Debemos coger al bebé en brazos varias veces al día, jugar con él, colocarlo sobre nuestro abdomen,..

– A partir del primer mes, poner al bebé boca abajo cuando esté despierto. Se puede colocar bajo los brazos una toalla enrollada, o la rodilla del padre, madre o cuidador. A partir del tercer mes se le pueden poner delante estímulos luminosos o sonoros. Para facilitar que movilice la cabeza activamente.

– Las mochilas portabebés ergonómicas son una buena opción para prevención de la plagiocefalia. Se debe colocar al bebé de cara al portador para fortalecer la columna.

– La utilización de determinados cojines pueden ser de utilidad.

En caso que la deformidad ya esté establecida, es importante colocar activamente la cabeza sobre la parte abombada para dormir. Para ello a veces hay que utilizar alguna toalla o juguete para restringir los movimientos hacia el lado afectado. La orientación de la cuna respecto los padres tiene que ser de forma que tenga que estar de esta manera para verlos.

Si existe tortícolis asociada, se deberán realizar ejercicios de estiramiento muscular, siempre supervisados por un fisioterapeuta o rehabilitador.

Dra. Cuesta

 

Si a pesar de ello la deformidad no se corrige podremos optar por las ortesis (casco) que serán prescritas por un especialista y en último lugar la cirugía, que como ya hemos dicho, se suele reservar para las plagiocefalias no posturales, las craneosinostosis.

 

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos