Tu salud

La educación sanitaria es clave para la prevención de enfermedades

Desde que empezó la COVID-19 nuestros hábitos higiénicos han cambiado. Las pautas de higiene se han ido reforzando como medidas de prevención para evitar contagiarnos con el coronavirus. La Dra. Mª Mercedes Salvador, especialista del área de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital de Manises, espera que esto nos haya hecho cambiar el chip: “Hasta ahora estábamos acostumbrados a una medicina que cuando enfermas te cura, ahora debemos acostumbrarnos a que lo importante es actuar antes de enfermar y que siguiendo unas pautas sencillas de prevención, lo que conseguimos es que la enfermedad no aparezca”.

Un claro ejemplo es lavarnos las manos con frecuencia. De esta forma, conseguimos que los múltiples microorganismos que nos rodean, como puede ser el causante de la COVID-19, no lleguen a introducirse en nuestro organismo.

Las manos son un vehículo de transmisión muy importante. Si tocamos objetos que han sido tocados anteriormente por una persona infectada por el coronavirus y que no llevaba las manos limpias, y sin lavárnoslas nos las acercamos a la nariz, boca, ojos… estos microorganismos pueden entrar en nuestro organismo e infectarnos.

Prevención de otras enfermedades

Reforzar las pautas de higiene es necesario para prevenir la aparición de infecciones. Con las medidas adoptadas durante la pandemia por la COVID-19 se han conseguido reducir otras enfermedades, como la gripe. “Este año los casos de gripe han sido muy, muy bajos. Se ha vacunado más gente que en años anteriores, pero las infecciones han sido casi inexistentes”, explica nuestra especialista, quien añade que “la mayoría de los virus respiratorios estacionales han bajado mucho su incidencia”.

La gran mayoría de la población ha sido responsable y cumple las normas establecidas para la prevención de la infección por SARS CoV2, pero hay grupos de población que o no entienden o no quieren entender la importancia que tienen para frenar la pandemia. Son los que ponen en peligro a los que cumplimos las normas con nuestro esfuerzo. “Aunque son una minoría, son los que más ruido y más daño hacen”, destaca la Dra. Mª Mercedes Salvador.

En opinión de la especialista, es muy fácil opinar cuando ya sabemos lo que ha pasado, pero cuando se empezó a oír hablar de una neumonía que había aparecido en una ciudad de China, nadie se esperaba lo que luego vino. No se sabía nada de la COVID-19, de sus síntomas, manifestaciones, evolución y secuelas.

Medidas que más cuestan

La distancia social y la higiene de manos fueron medidas que se tomaron enseguida, pero en ese momento hubiera sido importante haber impuesto también el uso de mascarillas a la población general. “Pienso que no se hizo porque había desabastecimiento, pero sí que hubiera sido necesario”, señala la Dra. Salvador.

higiene de manos covid

Entre las medidas higiénicas frente a la COVID-19 que mayor rechazo están teniendo en la población, la especialista destaca la mascarilla y la distancia social. Esto se debe a que en nuestro país las relaciones sociales y la proximidad son muy importantes. Hay mucha vida social en la calle, en la hostelería, en locales de diversión, y por nuestra forma de ser, cuesta distanciarse o no relacionarse.

La mascarilla es incómoda e impide tanto el acercamiento a las personas que nos rodean como el sentarse libremente a tomar algo en una terraza.

Aún no se sabe hasta cuándo tendremos que utilizar mascarilla para el coronavirus. Probablemente tendremos que hacerlo hasta que haya inmunidad frente al SARS CoV2 en más del 70% de la población y estemos seguros de que los vacunados del coronavirus no son transmisores del virus.

De todas formas, la Dra. Salvador comenta que con los conocimientos que tenemos en estos momentos, con la inmunización no se podrán relajar las medidas: “lo que por ahora sabemos es que la vacuna frente a la COVID-19 protege de sufrir la enfermedad pero no tenemos seguridad de que proteja de la infección y de la transmisión del virus», afirma la doctora.

Hasta que no estemos seguros de que no se transmite la enfermedad al inmunizarse, deberemos seguir con todas las medidas, como la higiene de manos, uso de mascarilla, distancia social…

Medidas preventivas en niños

Los niños se acostumbran rápido a los cambios. Son muchos los que quieren lavarse las manos a todas horas y lo toman incluso como un juego, por lo que para ellos no es ningún problema.

Lo mismo con el uso de la mascarilla, los más pequeños asumen que cuando salen a la calle se ponen la mascarilla igual que se ponen una chaqueta.

Asumirán todas las medidas higiénicas para la COVID-19 sin problemas mientras sean necesarias, y el día que ya no se use mascarilla, se acostumbrarán igual que lo han hecho a usarlas.

La especialista confía en que no se pierda la costumbre del lavado de manos, ya que puede evitar el contagio de muchas infecciones, ya sean por coronavirus u otro tipo de microorganismo.

Para la Dra. Mª Mercedes Salvador, es importante que veamos que no debemos esperar a enfermar y solamente entonces acudir a la sanidad para que nos cure, sino que lo verdaderamente importante es tomar las medidas necesarias y educar a la población para evitar todo aquello evitable que nos puede perjudicar y así no llegar a enfermar.

El hecho de que haya menos enfermedades solo nos puede proporcionar beneficios, tanto a nivel de disminución del gasto sanitario o del generado por bajas laborales, como a nivel de disfrutar de una mejor calidad de vida de la población.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos