Piel

Cómo evitar que el sol oscurezca las cicatrices.

Todos tenemos alguna cicatriz que se puede poner más fea si le da el sol. La razón, según explica el Dr. Alberto Alfaro, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital de Manises, es porque las cicatrices de forma espontánea pueden hiperpigmentarse o hipopigmentarse por el propio proceso de la inflamación. Es decir, cambian su color, volviéndose más oscuras o más claras. Si a esto se le añaden los efectos de los rayos UVA del sol, las probabilidades de que se oscurezcan aumentan considerablemente.

Aunque parezca que la cicatriz se pone más fea, lo que realmente está ocurriendo es que se está oscureciendo por efecto del sol, lo que hace que su aspecto sea diferente. Ese exceso de pigmentación terminará por eliminarse con el tiempo, pero se trata de un proceso que tarda mucho, a veces podemos hablar de años.

Para poder evitar esa hiperpigmentación y, por consiguiente, el cambio en el aspecto de la cicatriz, nuestro dermatólogo aconseja protegerla de los rayos ultravioleta, sobre todo al principio, con una protección solar adecuada, repitiendo la aplicación del filtro solar varias veces a lo largo del día, y después de bañarse en la playa o en la piscina. Además de cuidar la cicatriz durante los primeros días, es recomendable prolongar esa protección solar específica durante unos 3 o 6 meses.

También es aconsejable poner esa protección no solo al exponerse de forma directa al sol, sino también cuando se vaya a realizar una actividad al aire libre o simplemente cuando se salga de casa y se esté al aire libre, incluso en los días nublados. Es importante prevenir las quemaduras solares.

Con respecto a las “marcas” del acné, el Dr. Alfaro recuerda que las cicatrices de acné son el resultado de una excesiva inflamación durante los brotes de acné. La mayoría de las cicatrices superficiales tenderán a desaparecer, pero cuando éstas son profundas o grandes, pueden permanecer de por vida”.

En estos casos, nuestro dermatólogo indica que existen algunas técnicas para intentar disminuir su espesor una vez que están desarrolladas, como los peeling, algunos láseres y la terapia fotodinámica. En algunos casos se puede optar por técnicas quirúrgicas, pero lo más importante es prevenir estas cicatrices para no tener que llegar a recurrir a estas técnicas.

Para prevenirlas, el especialista del Hospital de Manises señala que es muy importante no inflamar demasiado las lesiones de acné, evitando tocarlas o apretarlas. En la mayoría de las personas, el acné no requerirá intervenciones muy complejas para prevenir la inflamación si se siguen las pautas correctas y no se tocan los “granitos” y espinillas.

Publicaciones similares

Deja un comentario