Tu salud

Humedad en la playa, ¿influye en las alergias?

Las alergias se suelen asociar a la época del año primaveral, ya que son causadas por el crecimiento del nivel del polen provocado por la germinación de las plantas. Sin embargo, existen muchos otros tipos de alergias que no están tan relacionados con las plantas o los efectos de la primavera, como por ejemplo la alergia provocada por la humedad de la playa.

El tiempo húmedo reinante en la costa favorece el crecimiento de hongos, y cuando este tiempo se caracteriza por ser soleado y ventoso, contribuye a la diseminación de las esporas. En climas cálidos y húmedos los hongos están muy presentes a lo largo de todo el año, pudiendo favorecer la aparición de una alergia por humedad. En zonas templadas, existe mayor concentración a finales de verano. “Esta es la razón por la que algunos niños alérgicos a los hongos empeoran cuando viajan a la costa, debido a la elevada humedad en esas zonas”, indica la Dra. Estefanía Maiques Tobías, del Servicio de Pediatría del Hospital de Manises.

La alergia a la humedad suele ser igual de llevadera que los otros tipos de alergia, ya que generalmente produce síntomas muy parecidos. Sin embargo, para poder disfrutar de las vacaciones a orillas del mar, hay que tener en cuenta una serie de consejos que ofrece nuestra pediatra para conocer los síntomas y saber cómo tratarlos. ¡Toma nota!

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la alergia a la humedad?

Los síntomas más frecuentes de alergia a la humedad de la playa en los niños son muy parecidos a los síntomas que provocan otro tipo de alergias, diferenciando:

  • Congestión nasal, mucosidad líquida, picor nasal, estornudos.
  • Picor ocular, enrojecimiento de ojos y lagrimeo.
  • Tos, sibilancias, dificultad respiratoria.

alergia humedad

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la alergia a la humedad no solo se puede producir en lugares como las playas, ya que estos hongos también pueden abundar en espacios cerrados caracterizados por altas condiciones de humedad, oscuridad y viento. En ambientes exteriores los hongos de la humedad crecen en lugares donde hay vegetación, como en la tierra, troncos, plantas, restos de hojas, y también en lugares donde se acumula suciedad o desperdicios, por lo que se deben evitar esos sitios en la medida de lo posible. Sin embargo, existen algunos remedios que pueden evitar o reducir los síntomas de la alergia a la humedad, ¡sigue leyendo!

¿Cómo se puede evitar la humedad que causa alergia?

Para evitar el hongo de la humedad que causa alergia y reducir los síntomas de alergia a la humedad, nuestra especialista ofrece estas recomendaciones:

  • Exponer la habitación al sol lo máximo posible.
  • Revisar y reparar filtraciones, goteras y manchas de humedad.
  • Limpiar regularmente con lejía las zonas que más se humedecen, como la bañera, el lavabo y los azulejos de baño.
  • Evitar las plantas de interior.
  • No dejar alimentos fuera del frigorífico durante mucho tiempo.
  • Eliminar las bolsas de basura diariamente.
  • Evitar el uso de humidificadores.
  • El aire acondicionado y la calefacción resecan el ambiente y por tanto son beneficiosos para disminuir la cantidad de hongos. Se deben limpiar los filtros regularmente.

¿Cómo se trata la alergia a la humedad en la playa?

Te preguntarás cómo curar la alergia a la humedad. Para ello, existe un protocolo de tratamiento de la alergia a la humedad que está basado en tres pilares fundamentales:

  • Normas para evitar los hongos, reduciendo al máximo las probabilidades de que la humedad se llegue a desarrollar, siguiendo los consejos previos.
  • Tratamiento farmacológico sintomático, basado en antihistamínicos que reduzcan en gran medida los síntomas de la alergia.
  • Inmunoterapia; es decir, las vacunas de la alergia, que controlen las reacciones que el organismo desarrolla a modo de rechazo a ese hongo.

Según la Dra. Estefanía Maiques Tobías, la eficacia clínica de la inmunoterapia ha sido demostrada siempre que se realice una indicación correcta y se administre a dosis adecuadas durante un periodo de tiempo suficiente.

En el caso del tratamiento sintomático, su efecto empieza a ser visible al cabo de unas pocas horas. La inmunoterapia, en cambio, es un tratamiento a largo plazo que logra controlar estas reacciones a los agentes que provocan la alergia.

Con respecto a la rinitis, ¿en qué casos aparece?

Los hongos, que son microscópicos, desprenden unas partículas que flotan en el aire y que, al entrar en contacto con la nariz de los niños alérgicos, producen los síntomas de alergia.

El tratamiento de la rinitis alérgica y de la congestión nasal por la humedad consiste en evitar el alérgeno que lo produce e ingerir, en los casos que sea necesario, una pauta farmacológica para mitigar los síntomas, con antihistamínicos orales y/o corticoides tópicos nasales. En los pacientes que lo requieran, se pautará la inmunoterapia.

Nuestra pediatra recuerda que la exposición al sol ayuda a mejorar la situación, salvo que sea un día con mucho viento, ya que en ese caso los hongos pueden moverse con mayor facilidad.

Factores de riesgo

A la hora de desarrollar rinitis alérgica causada por la humedad en la playa, es más frecuente su aparición en niños que tengan antecedentes familiares de alergias, una exposición elevada  a los hongos o aquellos que viven en ambientes con mucha humedad y poca ventilación. En una situación similar se encuentra la congestión nasal, que se ve favorecida por estos mismos aspectos. De hecho, la pediatra del Hospital de Manises recuerda que se pueden dar las dos situaciones a la vez, ya que la rinitis alérgica incluye la congestión nasal.

Una vez que se pasa a la edad adulta, ¿desaparecen estos síntomas?​

Una de las dudas que se plantean muchos padres con hijos alérgicos que desarrollan alergia a la humedad de la playa es si se trata de una situación permanente o si la rinitis y la congestión nasal pueden controlarse a medida que pasan los años.

La Dra. Estefanía Maiques Tobías comenta que si se administra el tratamiento con inmunoterapia de forma correcta, se desarrolla una tolerancia a los alérgenos administrados. Esto se traduce en una disminución o desaparición de los síntomas que el paciente padece cuando se enfrenta a ellos de manera natural.

Por eso, es muy importante seguir las recomendaciones ofrecidas por nuestra pediatra en estos meses estivales, sobre todo cuando se pasan unos días a orilla del mar. Ventilar y evitar los espacios cerrados con humedad es una pauta imprescindible para que los más pequeños disfruten del mar sin rinitis ni congestión nasal.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos