Embarazo

Cómo evitar la ‘Lysteria monocytogenes’ en el embarazo.

Una de las dudas frecuentes de las embarazadas es si pueden tomar queso o no y qué tipo de queso pueden comer sin que suponga un riesgo para su bebé.

“Aunque la mayoría de las infecciones por Lysteria monocytogenes se producen durante el tercer trimestre de embarazo, en el primer trimestre pueden tener consecuencias más serias, entre las que se incluye el aborto espontáneo”, explica la Dra. Cecilia Parrell, del Servicio de Ginecología de nuestro hospital.

Esta infección también puede provocar partos prematuros, nacimientos de bebés con bajo peso o la muerte del bebé. Los fetos que contraen una infección tardía pueden desarrollar una amplia gama de problemas de salud, incluidos discapacidad intelectual, parálisis, crisis epilépticas, ceguera o trastornos cerebrales, cardíacos o renales. En los recién nacidos, la listeria puede provocar infecciones sanguíneas y meningitis. Por eso, es recomendable tener presente el refrán más vale prevenir que curar. Para llevar a cabo esta prevención, nuestra ginecóloga ofrece una serie de recomendaciones a la hora de elegir qué alimentos comer durante el embarazo y cómo hacerlo. Así, se deben evitar:

  • Quesos blandos como el feta, brie, camembert, quesos con vetas azules, queso blanco y queso fresco, a menos que hayan sido hechos con leche pasteurizada. Asegúrate de que en la etiqueta ponga “hecho con leche pasteurizada”, si no, es mejor que no los tomes.
  • Salchichas o perritos calientes, fiambres o carnes enlatadas, a menos que sean recalentados hasta que estén bien calientes. “En general se tratará de alimentos de poca calidad que ya habría que evitar de por sí”, destaca la Dra. Parrell.
  • Patés o pastas de carne para untar refrigerados. Se podrían consumir los patés o pastas de carne para untar enlatados o de conservación estable en estantería, los que sí pueden almacenarse en estantes sin refrigeración.
  • Pescados ahumados refrigerados, a menos que estén cocidos, como por ejemplo, en un guiso.
  • Leche sin pasteurizar (cruda) o alimentos que la contengan.

Una lista que se suma a otras recomendaciones que ya vimos acerca de la nutrición durante el embarazo. Lo importante es garantizar la seguridad de tu bebé y que no corra el riesgo de adquirir una infección por Lysteria monocytogenes, por las consecuencias que puede tener.

 

maternidad hospital manises

Publicaciones similares

Deja un comentario