Las varices también son cosa de hombres

El 35% de los casos de varices tratados en el Hospital de Manises en el último año corresponde a varones. Panaderos, camareros, peluqueros, camioneros o cocineros entre las profesiones más propensas a generar varices. Los ciclistas pueden desarrollar varices muy voluminosas pero suelen ser poco sintomáticas. Los varones suelen acudir más tarde al especialista lo que propicia más casos de varices tronculares y úlcera en la pierna.

Dolor intenso en las piernas, pesadez e hinchazón son algunos de los problemas que producen las varices en muchas personas. Además de resultar antiestéticas, las varices pueden ocasionar diversos síntomas y dar lugar a complicaciones. Un inconveniente que lastra el día a día de las personas, y que erróneamente se asocia solo a las mujeres. Nada más lejos de la realidad. Se calcula que la insuficiencia venosa afecta al 45% de las mujeres y al 35% de los hombres.

Esta creencia y la falta de información hace que entre los hombres aparezcan más casos con varices tronculares y úlcera en la pierna ya que esperan más tiempo del adecuado para ser valorados por los especialistas, y cuando acuden, ya las tienen más desarrolladas que muchas mujeres que están más atentas con las varices.

Panaderos, camareros, cocineros, peluqueros o camioneros están entre las profesiones más propensas para desarrollar varices debido a que estos trabajadores tienen que estar mucho tiempo de pie o sentados a causa de su trabajo. Asimismo, las personas que practican deportes como el ciclismo pueden desarrollar varices muy voluminosas pero que suelen ser poco sintomáticas.

El Hospital de Manises atendió el año pasado 185 pacientes que requirieron tratamiento de las varices basado en la eliminación de las venas que funcionan mal para que la sangre retorne por las venas que tienen un buen funcionamiento. De estos pacientes, el 35% fueron varones que necesitaron de este tratamiento para solucionar un problema que puede desarrollarse a cualquier edad, aunque es más común en edades más avanzadas.

“Las varices son venas dilatadas que aparecen cuando los sistemas que impulsan el retorno sanguíneo hacia el corazón fallan, normalmente las válvulas venosas. Esto provoca que, al permanecer de pie, la sangre descienda de nuevo hacia la pierna y como consecuencia se quede acumulada en estas venas”, señala el doctor Vicente Molina, Facultativo del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital de Manises.

“En muchas ocasiones, el factor hereditario es el principal causante de la aparición de varices, pero también hay que asociarlas a ciertos hábitos asociados al sedentarismo, obesidad, una dieta alta en sal y muy calórica, o el pasar muchas horas de pie”, explica el doctor Molina.

Sin necesidad de pasar por el quirófano

Actualmente, hay varias formas de tratar esta patología y se ha avanzado mucho en los tratamientos. De hecho, el Hospital de Manises ofrece las últimas técnicas de vanguardia y un equipo de especialistas que realiza una valoración personalizada de cada caso para elegir el tratamiento que mejor se adecúe al paciente. “Gracias a los avances técnicos, hoy en día el Hospital de Manises ofrece tratamientos sin necesidad de pasar por el quirófano, sin anestesia y de manera ambulatoria para una rápida recuperación, sin dolor y sin cicatrices”, apunta el doctor. “Además, -ha continuado-, nos aseguramos de que el tiempo de baja sea mínimo pues disponemos de tratamientos inmediatos que permitan al paciente salir andando y que retome su actividad diaria”.

El Dr. Molina señala que “el tratamiento de varices está basado en la eliminación de las venas que funcionan mal para que la sangre retorne por las venas que tienen buen funcionamiento. En el servicio del Hospital de Manises utilizamos las técnicas más efectivas, menos invasivas y que favorezcan una rápida recuperación”.

Ablación endotermal con Láser endovenoso o endoláser, o con radiofrecuencia.

El objetivo de esta técnica es sellar la vena safena mediante una punción a nivel del muslo. A este sellado se le asocia la extracción de la variz con microincisiones o su sellado con microespuma. Este tratamiento se realiza en quirófano de manera ambulatoria por lo que el paciente se va el mismo día a casa y su recuperación es mucho más rápida que las cirugías clásicas.

Tratamiento de varices con microespuma

Consiste en inyectar en la vena afectada por la variz una sustancia química que cierra la vena al ocasionar una retracción de la variz. Este tratamiento no requiere ingreso y permite volver a la actividad normal inmediatamente.

Eventos relacionados