Varices

¿Cuál es el mejor tratamiento para mis varices?

Al ver las piernas, podemos plantearnos cuántos tipos de varices existen. El Dr. Eliseo Candela, del Servicio de Cirugía Vascular del Hospital de Manises, nos saca de dudas al explicar que “siendo puristas, a nivel de terminología, sólo existe un tipo de variz; su definición es toda vena dilatada y tortuosa con un calibre mayor de 5mm que presenta reflujo”.

No obstante, hay que tener en cuenta que además de las varices tronculares (las mayores de 5mm) existen otro tipo de venas patológicas de menor entidad, como las varículas o venas reticulares, y las telangiectasias o arañas vasculares.

Las primeras engloban a aquellas venas dilatadas menores de 5mm que también son tortuosas y presentan reflujo, mientras que las telangiectasias son vasos venosos dilatados que se disponen en patrones lineales, arboriformes o con disposiciones similares a la tela de una araña y tienen un calibre por lo general de 1-2mm.

Suelen aparecer de forma progresiva a partir de la mediana edad, aunque hay gente con mucha predisposición que las presentan desde etapas tempranas de su juventud.

Nuestro cirujano vascular comenta que suelen formarse debido a la incompetencia valvular o fallo del mecanismo valvular que presentan las venas para impedir que se produzca el retorno de flujo sanguíneo. “Debido al fallo de las válvulas, las venas comienzan a presentar un reflujo anómalo de sangre que condiciona un aumento de la presión sanguínea en el territorio venoso de la pierna, ocasionando  su dilatación progresiva”.

Es recomendable tratar las varices cuando producen síntomas o cuando aparecen complicaciones como las varicoflebitis (inflamación y trombosis dolorosa de la variz) y cambios inflamatorios en la piel, que en las fases finales de la enfermedad pueden acabar en la aparición de úlceras.

A la hora de tratarlas, se puede optar por diferentes tratamientos, que van desde los sintomáticos, que alivian pero que no eliminan las varices, hasta los tratamientos que eliminan las varices de forma permanente.

Por norma general, explica el Dr. Candela, “el tratamiento sintomático de las varices que mayor eficacia ha demostrado en numerosos estudios es la compresión extrínseca de la extremidad con una media de compresión elástica. Mientras que otros tratamientos sintomáticos, como la medicación flebotónica que se puede adquirir en las farmacias y se anuncia en la televisión, tienen una eficacia muy discutible y la mayoría de los estudios no han demostrado que sean más eficaces que las medias elásticas».

En cuanto a los tratamientos definitivos de eliminación de varices, tenemos a nuestro alcance un gran abanico de técnicas quirúrgicas y no quirúrgicas. Así, está la cirugía clásica de varices, que se basa en la desconexión y extirpación de las venas varicosas, y los métodos ablativos mínimamente invasivos que eliminan la vena por calor, como la radiofrecuencia o el láser endovenoso. Respecto a las técnicas de eliminación de varices sin cirugía, tenemos la esclerosis o escleroterapia.

Nuestro especialista recuerda que pueden combinarse varias técnicas en una misma persona sin problema. De hecho, el poder combinar técnicas hace que se adapte mejor el tratamiento a cada tipo de paciente, en función de sus características y de las necesidades del caso. “Gracias a la combinación de técnicas mínimamente invasivas y a la escleroterapia, podemos ofrecer tiempos de recuperación extraordinariamente cortos o tratar a pacientes a los que antes no se les ofrecía tratamientos definitivos por presentar riesgo excesivamente elevados para el tratamiento quirúrgico, comparado con el beneficio que iban a obtener”.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos