Mujer

Mioma uterino: Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Los miomas uterinos hacen referencia a una tumoración benigna que se origina en el cuerpo del útero o matriz de la mujer, reconocidas como masas de tejido muscular liso que se localizan tanto en el útero como a su alrededor. 

Se estima que el 80% de las mujeres desarrollará miomas uterinos a lo largo de su vida, siendo la franja de edad de entre 30 y 50 años, donde exista la mayor probabilidad de tenerlos. 

Algunos de los síntomas de los miomas más frecuentes son el sangrado anormal, la presión pélvica y la sensación de dolor. Sin embargo, es importante que sepas que estas tumoraciones no son cancerosas y no suelen volverse malignas.

Desde Hospital de Manises, vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre los miomas en el cuello uterino, qué son y por qué se originan, así como el tratamiento más apropiado según los síntomas, el tamaño y su localización. 

 

tratamiento de miomas

¿Qué es un mioma uterino?

Según nos indica la Dra. Neus Roig Casaban, especialista en el área de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Manises, el mioma uterino, también llamado fibroma o leiomioma, es una tumoración benigna o nódulo uterino, que crece en la pared del cuerpo del útero independiente del resto del músculo que la compone.

Estos miomas pueden crecer desde la pared muscular del útero hacia el interior o el exterior, originándose en las células del músculo liso que existen en el miometrio o pared del útero. 

Los miomas pueden ser únicos o múltiples, y se clasifican según su localización en la matriz en: miomas subserosos, intramurales o submucosos.

  • Miomas subserosos: Se reconocen por encontrarse en la parte más superficial de la pared, empujando hacia el exterior. 
  • Miomas intramurales: Se encuentran en la parte media de la musculatura, sin abombar ni hacia el interior, ni el exterior. 
  • Miomas submucosos: Se localizan en la pared muscular del útero, tocando el endometrio. 

Actualmente se desconocen de manera exacta las causas que originan los miomas uterinos. Sin embargo, existen evidencias de que su crecimiento depende del nivel de hormonas corporales, así como la genética, un factor que también juega un importante papel.

¿Qué síntomas tiene el mioma uterino?

En muchas ocasiones, los miomas uterinos no presentan sintomatología alguna. No obstante, en algunos casos sí pueden aparecer síntomas que variarán según el tamaño y la localización de los mismos.

El síntoma más frecuente de los miomas uterinos es la hemorragia uterina anormal. Además, otros síntomas del mioma uterino también pueden ser:

  • Presión o dolor pélvico.
  • Sangrado menstrual abundante.
  • Periodos menstruales de más de una semana de duración.
  • Sensación y necesidad de orinar a menudo.
  • Estreñimiento.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales.

Según nuestra especialista, un tercio de las pacientes que son diagnosticadas de mioma uterino presenta una hemorragia uterina anormal, dolor en la pelvis o abdomen bajo, así como una sensación constante de orinar. En algunos casos, se ha llegado a establecer relación incluso con el mioma uterino y el dolor lumbar.  

Si se presenta alguna sintomatología con estas características, es recomendable acudir a la consulta de un especialista para poder llevar a cabo una exploración. En la gran mayoría de casos, estos miomas pueden detectarse mediante el tacto pélvico o la palpación abdominal, siendo el método más fiable para su diagnóstico la ecografía ginecológica.

¿Cómo es el diagnóstico del mioma uterino?

El diagnóstico de los miomas uterinos es relativamente sencillo y, en la mayoría de ocasiones, suele ser suficiente con un examen pélvico manual por parte del ginecólogo. 

No obstante, existen otras pruebas que garantizarán con fiabilidad la presencia de estos miomas en el útero: 

  • Ecografía ginecológica: Es el método más fiable en el diagnóstico de estas lesiones. 
  • Histeroscopia: Se emplea para el diagnóstico de miomas submucosos.
  • Resonancia magnética nuclear: Nos informa con precisión del tamaño, número y localización de los miomas. Además, esta prueba tiene una gran capacidad para el diagnóstico de cambios degenerativos y adenomiosis.
  • Estudio complementario analítico: Se realiza en pacientes con clínica de sangrado menstrual abundante, así como anemia.

¿Cómo tratar los miomas uterinos?

Respecto al tratamiento del mioma en el cuello uterino, la Dra. Neus Roig Casaban nos indica que este solo se pautará en los casos en los que la mujer sufra de una sintomatología dolorosa y sangrado disfuncional. Sin embargo, en cualquier caso, es recomendable llevar a cabo controles ginecológicos periódicos para poder detectar cambios en su tamaño, localización… 

En el caso de precisar tratamiento, lo más frecuente es tratar el mioma uterino con fármacos (anticonceptivos). Se suelen utilizar de manera temporal y pueden ayudar a reducir su tamaño, llegando incluso, en algunas ocasiones, a desaparecer. 

Si no es suficiente con la pauta médica establecida, puede recurrirse a una operación de mioma uterino. La miomectomía es la técnica más utilizada para extirpar los miomas uterinos conservando el útero.

Además, la extirpación de los miomas puede realizarse mediante histeroscopia, laparoscopia o laparotomía. La extirpación total del útero, histerectomía, puede ser necesaria en algunas pacientes.

El tipo de cirugía que puede emplearse para el tratamiento de los miomas variará según su localización, sintomatología, tamaño y preferencias de la paciente en cuanto a conservar su fertilidad o menstruación. 

Otras técnicas como la miolisis o la embolización de los miomas son alternativas útiles en algunos casos.

No obstante, el tratamiento más adecuado para cada mujer debe ser valorado de manera conjunta por el ginecólogo y la paciente, estableciendo un tratamiento para los miomas personalizado a cada caso.

Mioma uterino y embarazo

En cuanto a la relación de los miomas uterinos y el embarazo, nuestra especialista nos indica que es importante destacar que, en general, los miomas uterinos en el embarazo no influyen en el crecimiento del feto. Esto solo podría ocurrir si el mioma fuera de gran tamaño, pero no es lo habitual.

Si todavía no estás embarazada, pero tienes miomas uterinos y tienes intención de tener hijos, es importante que sepas que, con una perspectiva de fertilidad, se ha demostrado que aquellos miomas localizados total o parcialmente en la cavidad uterina pueden disminuir las posibilidades de embarazo.

No obstante, muchas mujeres con miomas uterinos se han quedado embarazadas de forma espontánea, sin ningún tipo de tratamiento. Todo depende de la zona del útero que se encuentra el mioma uterino y su tamaño.

En Hospital de Manises contamos con un área de ginecología y obstetricia formada por un completo equipo de profesionales a tu disposición ante cualquier consulta. Así que, ante cualquier sospecha de presentar miomas uterinos, en Hospital de Manises estaremos encantados de atenderte. ¡Agenda una cita con nosotros!

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos