Músicos

Cuidar la muñeca al tocar el violín

Pautas para cuidar la muñeca al tocar el violín

Las personas que tocan el violín tienen que prestar atención a las posturas para evitar la aparición de lesiones. La articulación que más puede sufrir es la muñeca izquierda debido al agarre del instrumento. “Hay que tener en cuenta que por la muñeca pasan una gran cantidad de tendones, además del paquete vasculonervioso, por lo que una mala posición de muñeca puede acarrear problemas”, explica José Dapena, fisioterapeuta de Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas de nuestro Hospital, quien añade que la muñeca puede verse afectada debido a que el brazo izquierdo está demasiado pegado al cuerpo, lo que favorece una posición de excesiva flexión de muñeca.

Por eso, una mala postura o, más bien, un mal abordaje sobre el instrumento favorece la aparición de dolores tanto en los hombros como en las cervicales, como consecuencia de la tensión que se produce en el trapecio. La dorsalgia por al inclinación excesiva hacia delante de determinados violinistas es otro de los caballos de batalla de estos músicos.

A todas estas complicaciones, José Dapena añade el dolor en el codo (epicondilitis), sobretodo en el izquierdo, debido al exceso de fuerza que se aplica a la hora de interpretar.

En cuanto a los problemas que pueden aparecer en el mentón, nuestro fisioterapeuta insiste en que es importante vigilar el ezcema de contacto que se produce por causas propias del cuerpo o por exceso de horas. Para ello existen cubrebarbadas antialérgicas.

No obstante, es necesario relajar la expresión facial  para descartar problemas en la ATM, en la articulación temporomandibular. “Esta relajación debe ir unida a mantener una mirada horizontal y no inclinada”, apunta nuestro fisioterapeuta.

Calentamiento

A la hora de evitar lesiones, es necesario abordar bien el instrumento. Es importante que se acople a nosotros, no que sea al revés. Deberemos evitar realizar movimientos compensatorios para sujetar el violín. Además, la realización de un buen calentamiento y de estiramientos es esencial en los violinistas; es importante realizar estiramientos de muñeca, de pectorales, deltoides, bíceps y de cuello, y tener el brazo tonificado.

Para evitar contracturas, hay que seguir las pautas básicas: espalda recta, con la pelvis en posición neutra y evitando la retroversión excesiva. El peso habrá que repartirlo 75% en isquiones y el resto en los pies. Otro aspecto a tener en cuenta es la altura de la costilla, tenemos que ponerla a la altura adecuada para no crear compensaciones ni elevar el hombro para garantizar la sujeción.

Nuestro especialista recomienda hacer descansos cada 35-40 minutos para estirar y favorecer la movilidad articular.

hospital-de-manises-unidad-musica

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos