Músicos

Mantener el cuello en forma para evitar lesiones al tocar un instrumento

A la hora de estirar el cuello, los músicos deben tener mucho cuidado y seguir las recomendaciones pautadas por los especialistas, como las que ofrece José Dapena, fisioterapeuta de la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas de nuestro Hospital.

Ejercicio de flexión

Está diseñado para trabajar sobre la musculatura anterior y posterior del cuello (trapecio, esplenios, esternocleidomastoideo…), que es la que suele acumular mayor tensión al tocar un instrumento. Para hacerlo, hay que llevar la cabeza hacia la flexión máxima (mirarse el pecho), mantener unos segundos, volver al punto de inicio y extender la cabeza (levantarla), hasta el punto en que se empiece a ver el techo. Hay que tener cuidado con la extensión y evitar que sea máxima.

Movimiento de rotación del cuello

Girar la cabeza hacia un lado, de manera que la nariz apunte a la derecha o al máximo que se pueda, mantener unos segundos y volver al punto medio. A continuación, hay que hacer el mismo ejercicio hacia el lado contrario.

Compensar la lateralización del cuello

Cuando se interpreta, el movimiento de lateralización del cuello se suele hacer de forma asimétrica, es decir, se realiza una inclinación de cabeza más hacia un lado que otro. Por eso, hay de tratar de compensar dicha asimetría, inclinando la cabeza hacia un lado; es decir, llevar la oreja hacia su hombro. “Es muy importante no compensar subiendo el hombro y debemos notar tensión en el lado contrario. Aguantar unos segundos y volver al punto medio. Luego hay que realizar el mismo ejercicio, pero hacia el lado contrario”, comenta nuestro fisioterapeuta.

Zona posterior del cuello

Hay que centrarse en los esplenios y en la escápula, que tiende a sobrecargarse en los músicos. Para mayor efecto, hay que coger la mano que se quiera estirar con la otra mano por detrás de la espalda. Ahora habrá que mirarse a la axila (rotación de cabeza a un lado y flexión) y al mismo tiempo, fraccionar del brazo. A más flexión de cuello, mayor grado de estiramiento. Hay que hacer el ejercicio a ambos lados.

Estiramiento anterior del cuello

Se centra sobre todo en los esternocleidomastoideos, músculos que mantienen la postura de la cabeza y la dirigen por el espacio. Así, para estirar el lado derecho hay que inclinar la cabeza hacia el lado izquierdo y luego intentar llevar la oreja hacia el techo, levantando la barbilla con una ligera rotación hacia el lado izquierdo. “Hay que prestar atención a no realizar una extensión excesiva del cuello”, destaca José Dapena.

Estiramiento para los interescapulares

El ejercicio se focaliza en el romboide, que es el músculo que permite tirar los hombros hacia detrás. La posición que suele adoptar el músico al interpretar tiende a sobrecargar el romboide, por lo que hay que trabajarlo poniendo el brazo estirado hacia delante, cogiéndolo con la otra mano a la altura del codo y, fraccionando el brazo hacia delante, llevarlo hacia adentro; es decir, que cruce por delante del pecho.

hospital-de-manises-unidad-musica

Otros Posts

Deja un comentario