Obesidad

¿Por qué no se puede tomar alcohol tras una cirugía bariátrica?

Una de las dudas que asaltan a las personas que se han sometido a una cirugía bariátrica es si pueden beber alcohol. Según explica el Dr. Pau Aragó, de la Unidad de la Obesidad y Cirugía Bariátrica del Hospital de Manises, el alcohol es incompatible con la cirugía de la obesidad. “Aporta calorías vacías y su consumo es contrario a una dieta saludable”, apunta el especialista.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no aconseja el consumo de alcohol en ninguna cantidad. Por eso, el Dr. Aragó recomienda que no se pasen por alto las directrices que pauta el equipo de nutricionistas a los pacientes que se han sometido a una cirugía para la obesidad, ya que se puede traducir en un fracaso de la dieta y de los resultados de la cirugía.

Sin embargo, el especialista comenta que el paciente sí que se puede dar algún capricho, “siempre y cuando sea consciente de que es algo puntual y que no puede convertirse en un hábito”.

Lo mismo ocurre con el dulce. Se trata de un grupo de alimentos del que deben prescindir las personas con problemas de obesidad que se han sometido a una cirugía bariátrica. Eso no quiere decir que de forma muy puntual y con el conocimiento del equipo de nutricionistas que lleva su plan de alimentación, estos pacientes puedan tomar algo de dulce.

En una celebración se puede ser un poco menos estricto; es posible comer de todo excepcionalmente, lo que no significa que se pueda hacer todos los fines de semana.

A modo de resumen, el Dr. Aragó explica que las cosas que están absolutamente prohibidas tras una cirugía de la obesidad son:

  • Alcohol
  • Antiinflamatorios
  • Corticoides
  • Tabaco

Todos ellos incrementan el riesgo de úlceras gástricas y de estómago, que son complicaciones graves de la cirugía bariátrica. Es decir, “en pacientes sin cirugía previa son graves, pero en pacientes que han sido sometidos a una cirugía bariátrica, si consumen estos productos, la probabilidad de que desarrollen estas complicaciones es muy alta”.

Por eso, es clave que tras una cirugía de la obesidad, los pacientes sigan las recomendaciones establecidas por su equipo médico para que se puedan alcanzar los objetivos propuestos y se llegue a un mantenimiento del peso.

 

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos