Espalda

Problemas cervicales al tocar el violín

Del total de personas que han acudido a la Unidad de Medicina de la Música del Hospital de Manises durante los últimos años, los que tocan el violín son los que más veces han requerido atención de rehabilitación. Existen diversos factores, tanto la psicosociales como instrumentales, para que las personas que aman tocar el violín sean las que más atención soliciten.

tocar el violín

Tocar el violín produce grandes dolencias corporales

José Dapena, fisioterapeuta de Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas de nuestro Hospital, señala que es llamativo que el 55% de los violinistas vengan refiriendo, como patología principal, problemas cervicales. Si sumamos problemas raquiálgicos, estaríamos hablando de un 80% que apuntan a las cervicales como fuente de dolor principal, molestias que hacen que necesiten la intervención de profesionales de la salud. 

Pero, lo que realmente llama la atención a nuestro fisioterapeuta es que las personas que acuden a la consulta por estos problemas lo hagan por un mal abordaje del instrumento. Es decir, lo que se puede denominar como una mala postura al tocar el violín: “La tendencia del violinista es levantar el hombro izquierdo para acoplar mejor el instrumento y esto es un error, porque es el instrumento el que se tiene que acoplar al músico y no al revés”. 

tocar el violín

Cuando se establece el movimiento de elevación de hombro, que además se mantiene durante la interpretación musical, se está produciendo una contracción constante de la musculatura que no debería estar contraída, ya que provoca un aumento de tensión, que acaba derivando en patología. “Podemos decir que levantar el hombro para tocar el violín es la causa principal de aumento de tensión, dolor cervical y muscular del violinista”, apunta el especialista, quien añade que también cabe la posibilidad de que en vez de subir el hombro, el violinista incline la cabeza y también se produzcan estas molestias. 

¿Se pueden solucionar las molestias al tocar el violín?

La solución que propone José Dapena es utilizar una almohadilla que habrá que regular en altura, para que sea lo suficientemente alta como para no tener que hacer movimientos compensatorios. Por eso, “es importante el control de la espalda por parte profesional, del profesor o la familia. Ya que es donde se puede ver esa compensación. Tendremos que estar atentos a que cuando se coloque el violín, el músico no suba los hombros”. 

Dolencias en personas jóvenes

Según el especialista, el 50% de los violinistas que han acudido a nuestra Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas tenían edades comprendidas entre 10 y 19 años, y todos presentaban problemas cervicales.

También hay que prestar especial atención a que la mayor parte de las personas al tocar el violín tienden a estar con la cabeza rotada a la izquierda. El consejo que ofrece José Dapena es que se coloque en la izquierda durante las demás actividades del día a día. Para girar así más hacia la derecha. “Por ejemplo, que el alumno esté en clase con la pizarra en el lado derecho, así tenderá a girar hacia a la derecha”.

Por otro lado, el dolor en la cara interna y/o externa del codo debido a una flexión palmar o dorsal mantenida (dependiendo del caso) de la muñeca es una molestia que se puede ver en varios violinistas, que no son capaces de tener la mano alineada con el antebrazo al tocar el violín. Si no es posible esta alineación, lo que hay que hacer de manera obligatoria es estiramientos después de la interpretación. Haciendo hincapié en los del antebrazo. Aquí te dejamos un post en el que hablamos de cómo cuidar la muñeca al tocar el violín.

tocar el violín

José Dapena recuerda que las lesiones de la articulación temporo-mandibular (ATM) en el violinista se producen por una tensión de la barbada contra la mandíbula, lo que produce un desplazamiento del hueso, desencadenando una lesión en la ATM. Si se quiere evitar, se debe adaptar el instrumento al músico y “buscar una barbada que nos proporcione confort, pero que no nos haga una resistencia elevada ni desplazamiento del hueso mandibular”.

Para relajar los músculos, nuestro fisioterapeuta recomienda: 

  • Calentar antes de tocarel violín. No podemos abordar el instrumento sin antes haber realizado un calentamiento corporal.
  • Estirar al acabar de tocar. Habrá que estirar sobre todo la musculatura del antebrazo y la cervical. Aquí podrás ver un vídeo de lo que puedes hacer para estirar.
  • Estar en buen estado físico. Es indispensable que se haga ejercicio físico. El estado físico está directamente relacionado con una mejor interpretación. No se puede permitir tener una musculatura con mal tono muscular y flexible. Además, tenemos que tener fuerte la musculatura erectora de la espalda.

Ahora que ya conoces las dolencias al tocar el violín, te recomendamos leer este artículo sobre la importancia de cuidar tus hombros mientras tocas un instrumento, seguro que encontrarás consejos muy prácticos.

Y si quieres estar al día de los mejores consejos del mundo de la medicina en general, no te pierdas nuestro blog o suscríbete a nuestra newsletter.

Recuerda que también puedes seguirnos en nuestras redes, como Facebook, Twitter, Instagram o Youtube.

 

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos