Rodilla

Artrosis de rodilla: qué es, síntomas y tratamiento

La artrosis es la pérdida del cartílago en una articulación y el desarrollo de mecanismos de defensa por parte de nuestro organismo en esa articulación para estabilizarla. Según explica el Dr. Javier López Valenciano, del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital de Manises, esto implica que los mecanismos de amortiguación de la articulación se pierden, y poco a poco se pierde también su forma, movilidad y función. Todo este proceso hace que se sufra, de manera progresiva, dolor, rigidez y deformidad.

La artrosis de rodilla suele aparecer con dolor a partir de 6ª o 7ª década de la vida, aunque hay gente de mayor edad que no llega a presentarlo nunca y gente más joven en la que sí aparece.

Tal y como detalla nuestro cirujano ortopédico, estadísticamente la artrosis de rodilla es algo más frecuente en mujeres, aunque se puede ver en ambos sexos.

Factores de riesgo para la aparición de artrosis de rodilla

Las principales causas detonantes de la aparición de la artrosis de rodilla son:

  • El peso.
  • La edad.
  • Los estilos de vida con sobreuso de una articulación; es decir, movimientos repetitivos con peso sobre una articulación de manera prolongada durante los años.

Esto sería en el caso de artrosis de rodilla primaria. Pero también hay que recordar que también se puede desarrollar artrosis de rodilla secundaria después de enfermedades reumáticas, accidentes, fracturas o lesiones deportivas a largo plazo.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la artrosis de rodilla?

El principal síntoma de la artrosis de rodilla es el dolor. “Esto no quiere decir que toda persona con dolor tenga artrosis de rodilla, pero sí que es el síntoma más característico”, indica el Dr. Javier López Valenciano.

Con el paso del tiempo también se produce una pérdida de movilidad en la articulación y deformidades secundarias a la inflamación y pérdida de soporte mecánico.

dolor artrosis de rodilla

¿Cuándo hay que consultar con un especialista?

Se recomienda consultar cuando el dolor en la rodilla sea continuo e imposibilite realizar actividades diarias. Además, debe tener una duración de tiempo prolongada, ya que en muchas ocasiones dolores tendinosos pueden producir dolor que dure 3 o 4 semanas y después de este tiempo solucionarse sin necesitar tratamiento.

Grados o tipos de artrosis de rodilla

Existen grados de clasificación radiológica de la artrosis de rodilla. Sin embargo, en la práctica clínica lo más importante es la presencia de dolor y síntomas asociados que producen una limitación en el estilo de vid¿Se puede prevenir su aparición?

Sí, se puede prevenir la aparición de la artrosis de rodilla. Un peso adecuado y una actividad deportiva regular ayudan a proteger las articulaciones de la sobrecarga mecánica y a tener unos  músculos con una respuesta rápida como defensa ante eventos inesperados.

Tratamiento de la artrosis de rodilla

“El tratamiento de la artrosis de rodilla se basa inicialmente en medidas dietéticas, pérdida de peso, actividad deportiva, descarga de la articulación, cuando exista dolor, y medicación analgésica cuando se requiera”, comenta nuestro cirujano ortopédico, quien añade que en segundo lugar se pueden realizar infiltraciones para el control del dolor, y en último lugar estaría la implantación de una prótesis de rodilla u otro tipo de intervenciones quirúrgicas que se realizan según la edad y los síntomas presentes”.

El Dr. Javier López Valenciano explica que la implantación de prótesis de rodilla, “es la técnica que con más frecuencia utilizamos en esta patología”. Consiste en la retirada del hueso y cartílago dañados y sustituirlos por unas superficies metálicas en fémur y tibia, y un polietileno interpuesto entre ambas superficies.

¿Cuánto suele tardar la recuperación?

La recuperación de una cirugía de una prótesis de rodilla es muy dolorosa y depende en gran medida de la voluntad del paciente. Deben mover en el mayor rango articular posible, aunque exista dolor, desde el primer día.

La duración de esta recuperación suele ser de unos dos a seis meses, dependiendo de los casos, aunque es frecuente encontrar molestias hasta el año post-intervención.

Rehabilitación tras la cirugía de artrosis de rodilla

El Servicio de Rehabilitación del Hospital de Manises ayuda a los pacientes intervenidos por artrosis de rodilla en este proceso, “aunque los mejores resultados los encontramos en los pacientes que además de realizar las sesiones con ayuda en el hospital o centro de salud, luego en el  domicilio son disciplinados y siguen con los ejercicios que los compañeros de rehabilitación y fisioterapia les han indicado”, comenta nuestro especialista.

¿Cuándo se puede empezar a hacer ejercicio físico tras la cirugía?

Se puede empezar con supervisión de los fisioterapeutas, en cuanto ellos lo indiquen aquí en el centro. Luego, de manera independiente y en casa, pueden realizar actividades como bicicleta, elíptica o deportes relacionados con la natación en cuanto la herida esté totalmente cerrada.

¿Hay algún deporte que esté contraindicado en artrosis de rodilla?

En pacientes con artrosis de rodilla no se recomiendan deportes con carga o saltos, como correr, pádel, fútbol…, ya que llevan a un desgaste precoz de la prótesis. “Lo que está totalmente contraindicado es el uso de máquinas de vibración que existen en algunos gimnasios, ya que producen una separación entre el hueso y el metal de la prótesis y habría que cambiar la prótesis”, asegura el Dr. Javier López Valenciano.

El resto de deportes estarían recomendados, tanto para la recuperación como posteriormente, para disminuir molestias y prolongar la vida útil de la prótesis de rodilla, al mejorar la masa muscular y ayudar a un control de peso del paciente.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos