Alimentación

Dar el biberón no significa que el bebé deje de mamar

Hay numerosos mitos entorno a la lactancia, como que hay madres que no producen suficiente leche, que una mujer que lacta tiene que beber mucha leche para producir más o que el bebé debe vaciar los dos pechos en cada toma. Pero tal y como comenta los ginecólogos y pediatras de nuestro hospital, se trata de falsas creencias.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses de vida, pero hay muchas mujeres que por diversas razones no pueden realizar esta recomendación y optan por el método de lactancia mixta. Una alternativa que combina dar el biberón con la lactancia materna.

Recomendaciones para la lactancia mixta

Cuando las madres están dando de mamar deben seguir una dieta normal y equilibrada, y se recomienda que tengan un aumento de 500 kcal al día por dar el pecho.

Mientras que los bebés maman no es necesario darles agua, debido a que la leche les hidrata y calma su sed, por eso es recomendable que cada vez que se dé el pecho se intente vaciar el pecho con el que se inició puesto que al principio su contenido será fundamentalmente de agua y conforme avanza el vaciamiento el contenido de la leche pasa a ser más graso, que es lo que el bebé necesita para alimentarse.

En líneas generales, a partir de los seis meses se empiezan a introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé.

Con respecto a los niños que siguen mamando a los tres o cuatro años, se trata de una decisión personal de la madre. Esos niños tienen una alimentación completa y equilibrada, pero si la madre quiere seguir dando el pecho es una decisión personal y de apego con su hijo. “Es verdad que cuando el niño lacte menos porque ingiera otro tipo de alimentos la producción de leche va a disminuir» hasta su desaparición», detallan el equipo de profesionales del Pediatría del Hospital de Manises.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos