Diabetes

Pautas claves para un buen control glucémico en niños diabéticos

A la hora de vigilar el control glucémico en niños con diabetes, “las recomendaciones varían en función de los grupos de edad, donde se debe ser más estrictos en los adolescentes y tener criterios más laxos, permitiendo valores más altos a los niños pequeños que no son capaces de identificar las hipoglucemias”, señala la jefa del Servicio de Pediatría del Hospital de Manises, la Dra. Inés Cuesta, quien añade que en el tramo del escolar, de 6 a 12 años, los valores recomendados de glucemia son entre 90 y 180 mg/dL antes de las comidas y entre 100 y 180 mg/dL como máximo a las 2 horas de haber comido.

Para tener un buen control, se cuenta con las glucemias digitales, utilizando el glucómetro convencional, aunque ahora también son de gran ayuda los monitores continuos de glucosa que nos dan información en tiempo real del estado glucémico del niño.

Deporte

Nuestra pediatra recomienda a los niños de su consulta que en la comida anterior al ejercicio se pinchen menos insulina de la habitual, que se hagan un control a mitad de un partido o entrenamiento o si se sienten mal, y que siempre lleven consigo en el bolsillo algún hidrato de carbono de absorción rápida. También en las horas posteriores al deporte hay que estar más atento, ya que el ejercicio aumenta la sensibilidad a la insulina y hay más riesgo de hipoglucemias.

En el control glucémico, la mayoría de los niños que son ayudados por sus padres cumplen bien el tratamiento, “aunque la verdad es que hay de todo, desde pacientes que rozan la perfección hasta algunos que necesitan mucho más apoyo y comprensión”, detalla la Dra. Inés Costa.

Para que los niños con diabetes sean conscientes de la importancia de tener la glucosa en rango, se empelan todo tipo de canales de información. Nuestra especialista comenta que cada vez es más consciente de que Internet y las nuevas tecnologías tienen un papel fundamental, ya que los niños, nos guste o no, viven inmersos en ese mundo, y probablemente a través de estos métodos obtengamos mejores resultados que con los métodos convencionales.

También destaca el papel que tienen las asociaciones de pacientes para dar información sobre la enfermedad. Son muy importantes para que los niños se puedan relacionar entre ellos: hacen encuentros, disfrutan mucho y aprenden a través de las charlas divulgativas. De hecho, nuestra pediatra recomienda la Asociación Valenciana de Diabetes.

Publicaciones similares

Deja un comentario