Embarazo

Cómo fortalecer el suelo pélvico durante y después del embarazo

Durante el embarazo surgen muchas preguntas sobre cómo mantenerse en forma, fortalecer el suelo pélvico y prepararse para el parto. Todo ello debe ser considerado sin perder de vista que, en los últimos meses de embarazo, el ejercicio debe contemplar cuestiones físicas y bioquímicas.

Por físicas nos referimos al obvio incremento de peso, y por bioquímicas hacemos referencia a cuestiones como el aumento de las necesidades de oxígeno en un 20% en relación a estados no gestacionales.

Somos conscientes de la importancia de fortalecer el suelo pélvico porque conocemos las consecuencias de no hacerlo, y sabemos de la capacidad que tienen de restar calidad de vida a quien lo padece. Queremos aclarar términos y ofrecer unos sencillos recursos para fortalecer el suelo pélvico ayudando así a prevenir males mayores.

¿Qué es el suelo pélvico?

Nuestro útero, nuestra vejiga y uretra y nuestro recto dependen de un conjunto de músculos y ligamentos que denominamos suelo pélvico para mantenerse en su sitio. Se trata de una faja o banda muscular que sostiene estos órganos tan importantes y que permite que funcionen con normalidad.

Fortalecer el suelo pélvico, por tanto, implica cuidar funciones corporales muy delicadas y relevantes. Pero durante nuestra vida, son muchos los factores que pueden incidir sobre su estado óptimo. El propio paso de los años, la práctica del running, la obesidad, los problemas de evacuación o el peso de un bebé en un embarazo provocan que pierda su tonicidad.

Durante la gestación, el cuerpo de las mujeres cambia mucho. Esto es debido a las necesidades a las que se tiene que ir adaptando. El crecimiento abdominal es básico para poder albergar el crecimiento del futuro bebé y con ello el cambio en las curvas de la columna vertebral.

fortalecer suelo pélvico

A esto hay que sumar las alteraciones hormonales que influyen en los tejidos blandos como ligamentos, tendones, fascias y músculos que pueden llevar consigo la aparición de problemas en esa zona.

Para paliar o evitar estos efectos no deseados, se hace necesario plantearnos entrenar esta zona tan delicada a través de ejercicios. Pero, ¿es necesario hacerlo durante el embarazo? ¿Y después?

¿Es necesario fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo?

Un estilo de vida sano durante el embarazo evitará multitud de problemas, entre ellos los relacionados con el suelo pélvico. Sin embargo es difícil saber si hay que practicar ejercicios específicos durante ese periodo.

Sí que es cierto que durante el embarazo es importante concentrarse en el músculo transverso del abdomen para evitar la aparición de una diástasis abdominal excesiva que pueda resultar patológica tras el parto.

Carla Talens Orts, fisioterapeuta del Hospital de Manises, explica que la bicicleta estática es una actividad física aeróbica recomendable durante el embarazo para mantener una óptima función cardiorrespiratoria, ya que la fatiga a mínimos esfuerzos es frecuente conforme avanza el embarazo, sobre todo en el último trimestre.

Sin embargo, no es una buena opción para fortalecer y mantener el tono abdominal y perineal, “ya que practicando bicicleta estática no se trabaja el suelo pélvico. Lo hace, ligeramente, la faja abdominal, pues es necesaria su activación para mantener el equilibrio sobre la bicicleta”, apunta nuestra fisioterapeuta.

Según Carla Talens Orts, realizar ejercicios para fortalecer el suelo pélvico no es necesario durante el embarazo a no ser que haya problemas previos relacionados con él, como las pérdidas de orina, heces o aires.

También hay que tomar las medidas adecuadas para fortalecer el suelo pélvico si tras una exploración física del periné, se observa una disminución del tono muscular importante o un desconocimiento por parte de la paciente sobre la activación de esta musculatura.

Fortalecer el suelo pélvico en el postparto

Nuestra fisioterapeuta insiste en que el embarazo no es el momento para fijarse y fortalecer el suelo pélvico. Ya habrá tiempo más adelante, cuando se termine el embarazo. Sin embargo, sí que es importante tener un buen tono muscular en esta zona, que sea suficiente para cumplir con sus funciones principales, que son:

  • La continencia de esfínteres.
  • El sostén visceral.

Lo que sí es importante es considerar una valoración del fisioterapeuta para que estudie algunos aspectos importantes de esta etapa. Es importante seguir bien las recomendaciones establecidas para garantizar una buena recuperación de la zona pélvica tras el embarazo y para evitar la aparición de problemas mayores del suelo pélvico una vez que se van cumpliendo años.

ejercicios para fortalecer suelo pélvico

Aunque el seguimiento del postparto lo realizan las matronas, cuando encuentren signos o síntomas patológicos se derivará a Ginecología, a la Unidad de Suelo Pélvico. Y desde allí a Fisioterapia de Suelo Pélvico para iniciar el tratamiento necesario.

¿Te ha parecido interesante esta entrada sobre cómo fortalecer el suelo pélvico? ¿Te gustaría saber más sobre temas relacionados con el embarazo? Si es así, no dudes en echarle un vistazo a la sección de maternidad de nuestro blog o suscribirte a nuestra newsletter para no perderte nuestros mejores consejos.

Recuerda que también puedes seguirnos en nuestras redes, como Facebook, Twitter, Instagram o Youtube.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos