Neurorrehabilitación

Cómo hablar a los niños del COVID-19

Los más pequeños de la casa están viviendo el confinamiento por COVID-19 con algunas dudas y miedos que debemos resolver dedicándoles tiempo y haciéndoles entender, en la medida de lo posible, a qué se debe esta situación tan excepcional. Por eso, es necesario que seamos accesibles a ellos y que creemos un clima de confianza para que puedan preguntar todo lo que no entienden y que les genera inquietud. Debemos trasladarles la información adecuada teniendo en cuenta sus circunstancias y su grado de madurez, siempre valorando cuál es la información que consideramos importante para ellos o cuál es la que nos solicitan explícitamente a través de sus preguntas. En cada caso podéis valorar y elegir cuál es el momento del día idóneo para tratar estos temas.

Te ofrecemos algunas recomendaciones para que puedas hablar con tus hijos y compartir la información sobre la pandemia por COVID-19

  • Ten una actitud abierta y escucha lo que quiere contarte. Cuando veas que tu hijo tiene ganas de hablar, sé receptivo y hazle alguna pregunta para iniciar la conversación. 
  • Responde con sinceridad. Eso sí, adecua las respuestas a la edad de tu hijo y a su grado de madurez. Sé siempre sincero y si no sabes la respuesta díselo y coméntale que tratarás de buscar información para darle una respuesta adecuada. Si lo consideras oportuno, podéis buscar juntos esa información.
  • Apoya a tu hijo. En estas circunstancias, es normal que los niños se sientan asustados o confundidos, por eso, debemos darles confianza y despejar las dudas que les surjan.
  • Explicarles por qué se enferma. Los niños tienen que saber que el COVID-19 puede infectar a cualquier persona, por eso, debemos cuidarles y protegerles. 
  • Comentarles y hacerles ver la labor que hacen las personas que les cuidan, desde los profesionales sanitarios a los cajeros y reponedores de supermercados o el personal de seguridad y limpieza. Podemos leer juntos algunas de las historias que están apareciendo en los medios de comunicación sobre el trabajo que están haciendo las personas que trabajan en los hospitales para detener el coronavirus y de las que han superado la infección por COVID-19. 
  • Terminar la conversación con aspectos positivos. De esta forma, los niños se quedarán más tranquilos y podrán volver a preguntar las dudas que les vayan surgiendo. Una vez terminada la charla, podemos jugar con ellos para relajar el ambiente. 

Los niños pueden no comprender parte de la información que escuchan en estos días, por lo que pueden preguntar una y otra vez en relación a un aspecto concreto que les preocupa. En estas situaciones debemos comprender el porqué de su insistencia, tener paciencia, escuchar y responder dando la información necesaria.

Obviamente, no debemos olvidar que ante todo, son niños, y que en muchas ocasiones son un reflejo de lo que nosotros, los adultos, percibimos y sentimos, por lo que si nos perciben ansiosos y preocupados, es fácil que ellos también se muestren de esa manera en relación al COVID-19.

Publicaciones similares

Si tienes ideas y/o sugerencias de temas a tratar, cuéntanos